ASTEROIDES. INTRODUCCIÓN.

COMETA

COMETA

En este artículo hablaremos de los asteroides, pero incluiremos en la misma categoría de amenaza a los cometas. No hablaremos específicamente de ellos pero, lo dicho en este artículo, puede adaptarse en gran medida a lo que se pueda decir de los cometas, en cuanto al tipo de peligro que suponen, aunque sean astros de distinta naturaleza, categoría y definición.

COMETA: Según la RAE: “Astro generalmente formado por un núcleo denso y una atmósfera luminosa que le precede, le envuelve o le sigue, según su posición respecto del Sol y que describe una órbita muy excéntrica.”

ASTEROIDE: Según la RAE: ” Del griego “figura de estrella”.

1. Adj. De forma de estrella.

2. m. Cada uno de los planetas telescópicos, cuyas órbitas se hayan comprendidas, en su mayoría, entre las de Marte y Júpiter.”

ASTEROIDE

ASTEROIDE

Según Wikipedia los asteroides son “cuerpos rocosos más pequeños que los planetas. Hasta el 2006 a los asteroides también se les llamaba planetoides o planetas menores. Desde ese año el asteroide pasa a formar parte de los denominados cuerpos menores del Sistema Solar, junto con los cometas.”

Los asteroides son, posiblemente, el mayor y más probable peligro que amenaza nuestro planeta, no sólo para la civilización, sino también, para cualquier forma de vida del planeta Tierra. La comunidad científica está de acuerdo en que, en lo referente a este fenómeno, la pregunta no es si pasará, sino cuándo pasará. Otros fenómenos han ocurrido con consecuencias letales para la humanidad pero ninguno de ellos tiene tanto potencial como los asteroides para causar una extinción masiva de toda forma de vida. Ha sucedido antes y volverá a ocurrir. El daño dependerá del tamaño del siguiente asteroide que colisione con nosotros. Continuamente se producen pequeños impactos pero los potencialmente peligrosos son aquellos que tienen un diámetro de unos 150 m, capaces de destruir una ciudad.

Pocos científicos son los que creen que los asteroides sean los restos de un planeta que resultó destruido. Lo más probable es que ocupen el lugar en el Sistema Solar en donde se podría haber formado un planeta de tamaño considerable, lo que no ocurrió por las influencias disruptivas de Júpiter. Es este planeta, el culpable de la modificación de la trayectoria de la mayoría de asteroides que cambian su órbita, situándolos en rumbo de colisión con la Tierra.

Además de estos, tenemos que preocuparnos por los llamados NEA ( Near Earth Asteroids, Asteroides cercanos a la Tierra) o los NEO( Near Earth Objects, objetos cercanos a la Tierra). Existen entre 10.000 y 20.000 y se conoce la posición de entre el 10% y el 30% de ellos. Si un NEA de diámetro importante se aproxima a menos de 8 mill. de km de la Tierra se le denomina PHA (Potencial Hazarous Asteroid, asteroide potencialmente peligroso), actualmente hay clasificados unos 800 y son los que representan un mayor peligro para la humanidad, ya que cualquiera de ellos afectaría de manera global al planeta.

Los tamaños de los asteroides conocidos oscilan entre los 532 km ( Ast. Palas) y los 50 m . Se estima que existen hasta 2 mill. de asteroides mayores de 1 km, y unos 150 mill. de 100 m de diámetro, la mayor parte de estos y de los cometas conocidos giran alrededor del Sol, en una agrupación conocida como cinturón de asteroides, situado entre Marte y Júpiter. Los asteroides que miden más de 1 km de diámetro se conocen popularmente como: asteroides del juicio final. En 2.008 la NASA anunció que el 90% de todas estas enormes rocas estaban catalogadas. Aunque se descubren cada día nuevos colosos de los que no sabíamos nada.

Existen varios proyectos,entidades y asociaciones que se dedican a localizar, ubicar y predecir la trayectoria de los asteroides ( se adjuntan las direcciones web clickando sobre las siglas del proyecto), algunos de ellos son la mundialmente conocida NASA, con el NEOP ( Near Earth Object Program, Programa de Objeto Cercano a la Tierra), o el NEO DyS (Near Earth Objects- Dynamic Site). En España existe un centro dedicado casi exclusivamente a la detección de los PHA, ubicado en el Observatorio Astronómico de la Sagra, Granada, miembro de la Asociación Internacional Spaceguard Fundation, entre otros. Hay mucha información y páginas de interés relacionadas con la localización de NEOs en Internet.

En el siguiente enlace podéis ver la tabla de riesgo de impacto futuro con la Tierra.

Estos son algunos de los que me han llamado la atención, pero la tabla es extesísima:

DESIGNACIÓN ASTEROIDE        RANGO AÑO                   DIÁMETRO APROX.
2014 UD 176                                       2023/2023                                 37 M
2007 VE 191                                       2015/2026                                  63 M
2001 VB                                               2023/2037                                749 M
2009 JF1                                             2022/2022                                  13 M
2006 WP1                                           2015/2015                                     8 M
2012 VE 77                                         2033/2035                                  18 M
2011 SR52                                          2034/2034                            2.600 M
2013 TP4                                             2026/2026                                  12 M
2014 MV67                                          2018/2022                                545 M

 

LOS CÁLCULOS DE LAS TRAYECTORIAS Y DE CADA APROXIMACIÓN A LA TIERRA TIENEN GRANDES INCERTIDUMBRES, DEBIDO A QUE LOS ELEMENTOS ORBITALES NO SE CONOCEN CON TOTAL PRECISIÓN, DE MANERA QUE, CUALQUIER PREDICCIÓN ESTÁ SUJETA A UN MARGEN DE ERROR CONSIDERABLE.

Como ejemplo podemos poner al famoso PHA 1950 AD (del que hablaremos próximamente, como de Apofis y otros),que se consideraba el de mayor peligro, ya no se clasifica como PHA. Se creía que existía la posibilidad de que impactara hacia el 2.880. El refinamiento de los elementos orbitales ha permitido descartarlo como amenaza. Sin embargo, también existe la otra cara de la moneda.

Estadísticamente la probabilidad de morir por el impacto de un asteroide o un cometa es de 1 entre 20.000 según estudios científicos. Hay muchas más posibilidades de morir en un accidente de coche, moto (1 entre 100) o ser asesinado (1 entre 300). Aunque es más fácil morir por la caída de un meteorito que de fallecer en accidente pirotécnico o ingerir alimentos contaminados con botulismo. Esto no significa que las matemáticas nos aseguren la tranquilidad absoluta,  ya que sigue muriendo gente por intoxicación alimentaria, accidentes de avión, etc. a pesar de las estadísticas.

No deja de ser irónico que, los que se supone son los responsables, según últimos estudios, de la vida en el planeta Tierra (panspermia), sean los principales culpables de las mayores extinciones y puedan ser los causantes de nuestro exterminio. Podríamos llamarlo filicidio o… irónico.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s