2.- LA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA.

descarga (5)

De “papelesdelpsicólogo.com”.

“Aunque vivir un acontecimiento traumático, es sin duda, uno de los trances más duros a los que se enfrentan algunas personas, supone una oportunidad para tomar conciencia y reestructurar la forma de entender el mundo, que se traduce en un momento idóneo para construir nuevos sistemas de valores.

Algunas personas suelen resistir con insospechada fortaleza los embates de la vida, e incluso ante sucesos extremos hay un elevado porcentaje de personas que muestra una gran resistencia y que salen psicológicamente indemnes o con daños mínimos del trance.

La realidad demuestra que, si bien algunas de las personas que experimentan situaciones traumáticas llegan a desarrollar trastornos, en la mayoría de casos, esto no es así, y algunas incluso son capaces de aprender y beneficiarse de tales experiencias.

El ser humano tiene una gran capacidad para adaptarse y encontrar sentido a las experiencias traumáticas más terribles. La mayoría de individuos que en los primeros meses pueden ser diagnosticados con alguna patología, se va recuperando de forma natural y en un breve espacio de tiempo recupera el nivel normal de funcionalidad.

La gran mayoría de las respuestas de aflicción y sufrimiento experimentadas y comunicadas por las víctimas son normales, incluso adaptativas. Insomnio, pesadillas, recuerdos intrusivos reflejan respuestas normales frente a sucesos anormales.

También es cierto que, algunas personas expuestas a un suceso traumático y que no han desarrollado patologías en un primer momento, pueden hacerlo mucho tiempo después, incluso años más tarde. Sin embargo la aparición de este tipo de casos es infrecuente.

RESILIENCIA O RESISTENCIA.

La resiliencia es un fenómeno ampliamente observado al que tradicionalmente se ha prestado poca atención, y que incluye dos aspectos relevantes: resistir el suceso y rehacerse del mismo. Ante un suceso traumático, las personas resilientes consiguen mantener un equilibrio estable sin que afecte a su rendimiento y a su vida cotidiana. A diferencia de aquellos que se recuperan de forma natural tras un periodo de disfuncionalidad, los individuos resilientes no pasan por este periodo, sino que permanecen en niveles funcionales a pesar de la experiencia traumática. Este fenómeno se considera inverosímil o propio de personas excepcionales y sin embargo, numerosos datos muestran que la resiliencia es un fenómeno común entre personas que se enfrentan a experiencias adversas y que surge de funciones y procesos adaptativos del ser humano.

El testimonio de algunas personas revela que, aún habiendo vivido una situación traumática, han conseguido encajarla y seguir desenvolviéndose con eficacia en su entrono.

Otro fenómeno olvidado es la posibilidad de aprender y crecer a partir de experiencias adversas. Son muchas las personas que consiguen encontrar recursos latentes e insospechados en el proceso de lucha que han tenido que aprender.”

“LOS RETOS DE LA VIDA NO ESTÁN AHÍ PARA PARALIZARTE, SINO PARA AYUDARTE A DESCUBRIR QUIÉN ERES”

BERNICE JOHNSON REAGON.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s