LUIS ASTUQUILLCA 2.012.

descargaEl 12 de Abril de 2.012, el suboficial peruano de 21 años de la P.N.P. (Policía Nacional Peruana), participaba en la Operación Libertad, que hizo posible la liberación de 36 trabajadores de la empresa contratista Camisea de las manos de los terroristas de Sendero Luminoso en la selva del valle de los ríos Apurímac y Ene.

El helicóptero en el que descendían a la zona de operaciones fue atacado y él y otros dos policías tienen que saltar del mismo y ponerse a cubierto en la selva. Inmediatamente el helicóptero abandona  la zona dejando a los tres hombres a su suerte.

Los tres policías, Astuquillca, Vilca y Tamani, fueron dados por desaparecidos, desplegándose una operación policial de búsqueda.

Al verse abandonados los tres compañeros deciden moverse para huir de sus atacantes de Sendero Luminoso. Pronto Tamani fue abatido por un francotirador. Durante el combate Vilca fue gravemente herido, quedando únicamente Astuquillca para repeler a los terroristas.

Astuquillca, le practicó un torniquete a su compañero herido y lo arrastró por la selva para tratar de ponerlo fuera del alcance de las balas. Más tarde regresó a la zona del ataque para recuperar el cuerpo de Tamani pero ya no estaba, al igual que el equipo de Vilca. Empezó a llover y aprovecharon para hidratarse. Cubrió a Vilca con su poncho para protegerlo de la humedad y pasaron la noche abrazados para darse calor, con sus armas preparadas. Durante la noche Vilca sufrió combulsiones en tres ocasiones por la pérdida de sangre.

Al día siguiente Vilca le confesó que sólo podría aguantar hasta el mediodía. Poco después, Astuquilla, fue herido en la pierna y el brazo y cayó rodando por un acantilado hasta el río. Cuando le comunicó a Vilca que le habían herido este le dijo que hullera dada la cercanía del enemigo y la gravedad de su situación, cosa que no tuvo más remedio que hacer. Mientras le seguían disparando se aplicó un torniquete en la pierna y comenzó la huida, mareado (la tensión y la temperatura sofocante empeoraban esta situación), con la vista nublada por la pérdida de sangre y desorientado. Durante los siguientes días continuó por el río, alimentándose de hongos, sal, algunos plátanos y agua del mismo río. Asustado, ocultándose de sus perseguidores, sin poder caminar bien por sus heridas ( llegando a tener que orinar sobre la herida de su pierna para tratar de contener la infección), cortes en los pies y la espesura de la selva. En varias ocasiones encontró casas abandonadas que le sirvieron de refugio hasta que en una de ellas encontró excrementos de burro. Siguiéndolos llegó hasta el poblado de Kiteni, donde, tras 17 días, encontró a una pareja que le prestó su ayuda. Fue tratado por los indígenas y trasladado al hospital.

Para sobrevivir puso en práctica el entrenamiento de supervivencia recibido en el cuerpo policial, un curso de comandos en Mazarí, y siguió la máxima de la supervivencia en la selva: “En la selva no se come lo que no comen los animales.”

descarga (1) descarga (2)

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 Respuestas a “LUIS ASTUQUILLCA 2.012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.