2.2.- EL MIEDO.

El sentir intensamente miedo es uimages (27)n fenómeno frecuente en situaciones de catástrofes o de amenazas y no es una condición suficiente para que aparezcan conductas de pánico.

Las investigaciones llevadas a cabo sobre personas afectadas por desastres sugieren que las personas que sienten miedo intenso pueden ser rápidamente inducidas a seguir las reglas de las autoridades y líderes locales.

Casi todos los que alguna vez se han encontrado perdidos, aislados, lejos de la civilización, han experimentado el miedo: miedo a lo desconocido, al dolor, a la incomodidad, a las propias flaquezas. El miedo en tales condiciones, no solo es normal, sino hasta saludable. El miedo agudiza nuestros sentidos y nos templa para afrontar con éxito los peligros que nos amenazan. Desde el punto de vista fisiológico, es una descarga de adrenalina que se produce de modo natural en todos los mamíferos como mecanismo de defensa ante cualquier elemento hostil o, simplemente, ante lo desconocido.

El miedo ha de ser refrenado y debidamente canalizado para que no se transforme en pánico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.