5. ¿ QUÉ ES EL SESGO DE NORMALIZACIÓN Y EL PENSAMIENTO GRUPAL?.

8En la fase previa al impacto del hecho negativo o catástrofe (inundación, epidemia o pandemia) y en sus primeras etapas, es muy frecuente que las autoridades y la colectividad nieguen o minimicen la amenaza. Uno de los errores más frecuentes durante la fase previa a las catástrofes es el sesgo de normalización: las autoridades suelen ocultar o minimizar la información amenazante, aunque se esté al borde de la catástrofe. Por un lado, ante la información negativa, la primera reacción es de incredulidad y la gente suele tender a buscar nuevas fuentes que confirmen la amenaza, más que a tomar medidas de precaución de forma inmediata. Además, las autoridades tienden a dar información confusa, por temor a sembrar el pánico así como por la tendencia a “normalizar” y minimizar las amenazas por la predominancia de intereses económicos o políticos.

Este proceso de normalización se puede explicar tanto por el miedo al pánico colectivo,como por procesos de pensamiento grupal que han precedido y facilitado catástrofes provocadas por el hombre y por el propio miedo a las repercusiones que la amenaza pudiera tener en el mercado.

Se supone que el pensamiento grupal emerge en situaciones de alto estrés con una baja probabilidad de encontrar una opinión mejor que la facilitada por el líder.

En este contexto de alto estrés, se desarrolla una tendencia a la búsqueda del consenso que refuerce lo correcto de la decisión “optimista” tomada ante la amenaza de catástrofe:

  1. Ilusión de invulnerabilidad y creencia en la superioridad del grupo y de sus decisiones: los grupos desarrollan un optimismo excesivo que les hacen ignorar los peligros.
  2. Racionalización y punto de vista estereotipado del oponente: los grupos tienden a descartar los desafíos justificando y racionalizando sus decisiones, en vez de contrastar y reflexionar sobre ellas. Además consideran a sus oponentes como intrínsecamente malos o equivocados.
  3. Auto-censura, presión hacia la conformidad, ilusión de unanimidad y personas que controlan la información o guardianes de la mente: se tiende a rechazar a los que cuestionan la idea del grupo, se ocultan los recelos y se auto-censura la información crítica, y esto crea una ilusión de unanimidad. Además, algunos miembros protegen al grupo de la información que cuestionaría la efectividad o moralidad de la decisión o curso de acción tomada.

Como producto de estos procesos, los grupos fallan en examinar las alternativas a la opción optimista elegida, buscan deficientemente la información que la cuestione, fallan al revaluar las alternativas y al elaborar planes de contingencia.

Interrogados sobre la frecuencia de esta actitud de minimización de las élites dirigentes ante las catástrofes, cerca de dos tercios de personas con estudios superiores encuestadas crían que más del 75% de las veces las autoridades del Tercer Mundo no entregan información realista sobre lo que ocurre en una catástrofe para evitar el pánico, mientras que la mitad de las mismas personas pensaban que esto ocurría entre el 50% y el 75% de las veces en España. La media para su país era significativamente más baja que la otorgada al Tercer Mundo, surgiendo un sesgo de favoritismo endogrupal, así como un relativo optimismo ilusorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.