1.1.5.- FUNDAMENTOS DE LAS OPERACIONES URBANAS.

1Los fundamentos que se describen en este apartado se aplican a la OU, independientemente de la misión o la ubicación geográfica. Algunos fundamentos también pueden aplicarse a operaciones que no se llevan a cabo en un entorno urbano, pero son particularmente pertinentes en un entorno dominado por las estructuras construidas por el hombre y una alta densidad de población no combatiente. Los comandantes de brigada y de batallón además de el personal deben usar estos elementos fundamentales en la planificación de la OU.

  • Realizar de manera concentrada y agresiva operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Los esfuerzos de superioridad de información son fundamentales en las OU. Debido a la densidad de población de no combatientes, los medios de comunicación, aliados, socios de la coalición, las naciones neutrales y el liderazgo estratégico, resultan principales tanto las fuentes de información cómo las unidades a participar en la OU . Debido a la proliferación de teléfonos celulares, la capacidad de Internet, medios de comunicación, hay que asegurar la observación estrecha de las actividades de la unidad. Con las fuentes de información de rápido crecimiento, la información pública de las operaciones del Ejército estará disponible más rápido de lo que el sistema interno de información militar (sistema INFOSYS) pueda procesarlo. Evitar impactos negativos. Bajo el escrutinio de los medios, las acciones de un solo soldado puede tener importantes consecuencias estratégicas. El objetivo de las operaciones de información es garantizar que la información esté disponible para todas las partes interesadas, el público, los medios de comunicación, y otros organismos, de modo que sea exacta y se coloque en el contexto adecuado de la misión del Ejército. Si bien muchas operaciones de información se planificarán a niveles por encima de la brigada, unidades tácticas implicadas en la realización de la OU, a menudo, pueden estar involucradas en la ejecución de las operaciones de información, tales como el engaño militar, operaciones de seguridad (OPSEC), la seguridad física y las operaciones psicológicas. Brigadas y batallones de inteligencia debe realizar comprobaciones de seguridad y operaciones de reconocimiento que les permita aplicar adecuadamente los elementos de evaluación, forma, dominio, y la transición a OU específicas.
  • El combate cuerpo a cuerpo se requiere tanto en OU ofensiva como defensiva. El combate cuerpo a cuerpo en cualquier OU, es intenso en recursos, requiere de una formación y equipamiento adecuado, potencialmente puede causar numerosas bajas, y puede lograr resultados decisivos, cuando se realiza correctamente. Las unidades deben estar siempre preparadas para llevar a cabo combate cuerpo a cuerpo como parte de la OU.
  • Evitar el enfoque de desgaste. La doctrina anterior se inclinaba hacia un enfoque lineal sistemático para el combate urbano. Este enfoque hizo hincapié en armas a distancia y potencia de fuego. Puede resultar en un daño colateral importante, una operación larga, y es incompatible con la situación política y objetivos estratégicos actuales. Las fuerzas enemigas que defienden las zonas urbanas a menudo quieren forzar a las unidades implicadas a adoptar este enfoque debido a los costos probables de los recursos utilizados. Los comandantes sólo deben considerar este enfoque táctico de combate urbano cuando los factores de Mett-TC justifiquen su uso.
  • Control de lo esencial. Muchas áreas urbanas modernas son demasiado grandes para ser completamente ocupadas o ejercer el control efectivo. Por lo tanto, las unidades deben centrar sus esfuerzos en controlar sólo los elementos esenciales para el logro de la misión. Como mínimo, esto requiere el control de terreno clave (aeropuertos,etc.). La definición del terreno clave sigue siendo: el terreno cuya posesión o control proporciona una marcada ventaja a uno u otro lado. En el entorno urbano la importancia funcional, político o social puede ser lo que hace fundamental el terreno. Las unidades se centran en el control de lo esencial para que puedan concentrar el poder de combate donde se necesita y conservarlo.
  • Minimizar los daños colaterales. Las unidades deben utilizar los medios de enfrentamiento de precisión, y no letales sistemas tácticos en la medida de lo posible y compatible con el logro de la misión. Los comandantes operacionales deben desarrollar un ROE único para cada OU y proporcionar las necesarias restricciones de potencia de fuego. Las operaciones de información y los sistemas no letales pueden compensar algunas de estas restricciones si es necesario, especialmente en las operaciones de estabilidad y soporte de operaciones. Por otra parte, los comandantes deben tener en consideración durante las misiones de corta duración los efectos a largo plazo de la potencia de fuego en la población y la infraestructura.
  • Separar a los combatientes de los no combatientes, puede hacer la operación más eficiente y disminuir algunas de las ventajas asimétricas del enemigo. La separación de los no combatientes también pueden reducir algunas de las restricciones sobre el uso de la potencia de fuego y mejorar la protección de la fuerza. Esta importante tarea se vuelve más difícil cuando el adversario es una fuerza no convencional y puede mezclarse con la población civil.
  • Restauración de servicios esenciales. Las unidades tácticas pueden hacer planes para el restablecimiento de los servicios esenciales que, cabe la posibilidad, dejen de funcionar después de su llegada o durante una operación. Los servicios esenciales incluyen la energía, alimentos, agua, alcantarillado, médicos y de seguridad. Durante la planificación y el desarrollo de la OU, el uso de capacidades y municiones no letales y menos destructivas pueden ayudar a asegurar que la infraestructura potencialmente vital permanezca intacta. Inicialmente, las fuerzas del Ejército puede ser la única fuerza capaz de restauración o de prestación de servicios esenciales. Sin embargo, las unidades deben transferir la responsabilidad de proporcionar servicios esenciales a otros organismos como organizaciones no gubernamentales (ONG) o el gobierno local, lo antes posible.
  • Mantener la infraestructura crítica. Los comandantes de brigada y de batallón y el personal puede tener que analizar el área urbana para identificar las infraestructuras críticas. Se debe intentar preservar los elementos críticos para después de las operaciones de combate. Pueden ser requeridas posteriormente para la logística, operaciones de estabilidad, operaciones de apoyo o la salud y el bienestar de la población indígena. Las zonas urbanas pueden permanecer en el AO después de haber cesado las operaciones de combate. En algunos casos, la preservación de la infraestructura crítica puede ser el objetivo asignado de la OU.
  • Entender la dimensión humana. Los comandantes de brigada y batallón y el personal tienen que examinar cuidadosamente y gestionar la lealtad y moral de la población civil ya que pueden afectar a las operaciones de manera decisiva. La evaluación del medio ambiente urbano debe identificar con claridad y precisión las actitudes de la población urbana hacia las unidades. La orientación de los subordinados abarca numerosos temas incluidos ROE, la protección de la fuerza, operaciones de logística, y la confraternización. Los comandantes de brigada y de batallón y el personal también deben considerar la variación demográfica y las actitudes de la población urbana. Las normas culturales occidentales pueden no ser apropiadas si se aplican a una población urbana no occidentales. Los comandantes y el personal debe realizar sus evaluaciones sobre la base de una profunda comprensión y apreciación de las normas sociales y culturales locales de la población. Las políticas adecuadas, la disciplina, y la consideración afectará positivamente a las actitudes de la población hacia las fuerzas del Ejército. Además, las operaciones de información bien concebidas también pueden mejorar la posición de las unidades en relación con la población urbana. Incluso durante operaciones de combate contra una fuerza enemiga convencional, la sensibilidad y la conciencia de las unidades hacia la población civil afectará a la situación de combate. La dimensión humana del medio ambiente urbano, a menudo, tiene más importancia y mayor potencial para afectar el resultado de la OU.
  • Transición de control. Los comandantes deben disponer de un plan para concluir la OU oportunamente en consonancia con el cumplimiento de la misión con éxito. El objetivo final es el de transferir el control de la zona urbana a otra agencia o al control civil. Esto requiere la finalización con éxito de la misión y un plan de transición completo. Para las brigadas, más adelante, esta transición también puede incluir el cambio de misiones de operaciones de combate a operaciones de estabilidad o de acciones de apoyo y viceversa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.