INSTRUCCIÓN DE COMBATE. MOVIMIENTOS BÁSICOS.

Realizarla de forma completamente instintiva, ya que en el fragor del combate la extrema tensión de esos momentos resta capacidad para obrar con reflexión y debes estar en condiciones de actuar correctamente aun de forma inconsciente; por ello su aprendizaje es reiterativo y continuo.

 

  • SALTAR.

Es la forma más rápida de efectuar el movimiento de una posición a otra. Pueden seguirse los siguientes pasos:

 

saltar

 

– Desde la posición de partida (1), se levanta la cabeza (2) y se elige la nueva posición.

– Una vez elegida, se acercan los brazos al cuerpo con los codos apoyados en el suelo, se adelanta una pierna (3) y se enderezan los brazos para iniciar el salto ofreciendo la mínima silueta (4).

– Se salta rápidamente hacia delante apoyándose en un pie (5) y se corre hasta el punto determinado como nueva posición (6). El salto debe ser de corta duración.

– Para tenderse, se colocan los pies separados (7) y las rodillas se apoyan en el suelo (8). La culata del fusil amortigua la caída del cuerpo (9), se lleva el peso hacia el costado (10) y se encara el arma para adoptar la posición de tiro (11).

– Si se sospecha que el enemigo advierte el movimiento, deberá arrastrarse hasta una posición con la suficiente protección.

 

  • REPTAR.

Hay ocasiones en que es necesario moverse con el cuerpo pegado al terreno para evitar ser visto. Debe emplearse cuando exista poca cubierta u ocultación, el enemigo tenga buena observación o no sea esencial la velocidad de avance. Normalmente, sigue los pasos siguientes:

 

reptar

 

– Se mantiene el cuerpo pegado al terreno, se sujeta el arma por la parte superior del portafusil, el cañón sobre el antebrazo y la culata arrastrando por el suelo (1)

– Se adelanta el brazo y la pierna de un mismo lado (2) y se desplaza entonces el cuerpo hacia delante (3). Se deberá cambiar de pierna de forma alternativa para evitar el cansancio.

 

  • DESLIZARSE.

Esta técnica se debe emplear cuando exista poca cubierta y ocultación, realizándose el movimiento sobre los codos. Tiene la ventaja de provocar menos ruidos, siguiendo la secuencia siguiente:

– El cuerpo se mantiene separado del terreno, el peso descansa sobre los antebrazos y pantorrillas. El fusil se coloca sobre los antebrazos de manera que la boca no toque el suelo.

– Se alterna el movimiento del codo derecho y la rodilla izquierda con el codo y la rodilla derecha. Los movimientos se harán cortos, manteniendo la cabeza y las nalgas en posición baja.

 

deslizarse

 

  • GATEAR.

Requiere mayor desenfilada que los movimientos anteriores pero me nor esfuerzo físico. Se ejecuta normalmente de la forma siguiente:

– Dejando el arma en el suelo, con una mano se prepara un apoyo para la rodilla del mismo lado. Se mantiene la mano quieta y se avanza la rodilla hasta tocar la mano, repitiendo el movimiento con la otra mano y rodilla.

– A medida que se progresa, se desplaza el arma hacia delante, levantándola lentamente y colocándola en un sitio preparado para ello.

 

gatear

 

  • RODAR.

Es una técnica de movimiento que se emplea normalmente para efectuar desplazamientos laterales, cortos y rápidos, en terrenos relativamente lisos. Se realiza de la siguiente forma:

– Se juntan las piernas, apoyando en el suelo las puntas de los pies y se gira ligeramente el cuerpo sobre un costado, para poder colocar el arma centrada con respecto al cuerpo. La boca de fuego del fusil debe salir ligeramente por encima de la vista, con el cargador en sentido contrario al que se va a efectuar el giro. La mano izquierda no suelta el arma, protegiéndola con el antebrazo y la mano derecha la sujeta por la garganta de la culata.

– Dando un impulso al cuerpo hacia el costado que desee rodar, se da el número de vueltas precisas para recorrer el terreno que ha de salvarse. Las piernas se mantienen estiradas para evitar golpes en las rodillas. El cuello debe permanecer rígido, y el arma colocada con el guardamano debajo de la barbilla y pegado a ella para evitar golpes en la cara.

– Para frenar el movimiento, se abren las piernas con los tacones pegados al suelo.

 

  • ANDAR SILENCIOSAMENTE.

Se realiza en acciones de noche o cuando las condiciones de visibilidad son reducidas. Se ejecuta de la forma siguiente:

– Apoyarse firmemente sobre un pie y levantar el otro lo suficiente para no rozar hierbas ni matojos. Manteniendo el peso sobre el pie retrasado, se adelanta el otro y se apoya suavemente palpando con la puntera para establecer el punto de apoyo.

 

andar-silenciosamente

 

– Para colocarse cuerpo a tierra, agacharse lentamente colocando el fusil debajo del brazo y tanteando con la otra mano el suelo para encontrar un punto de apoyo seguro.

– Se descarga todo el peso del cuerpo sobre la mano libre y la rodilla de la pierna opuesta, extendiendo la otra pierna y manteniéndola separada del suelo hasta que con la puntera encuentre un punto libre. Se continúa lentamente hasta la posición tendida.

 

cuerpo-a-tierra

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.