SEÑALES Y RASTREO.

rastreo3El término “señal”, tal y como se emplea en el rastreo visual, se define como cualquier evidencia de cambio del estado natural de cualquier sustrato causado por el paso de la presa, sea un ser humano, un animal o una máquina. Las señales se dividen en dos categorías:

  • Señales en alto: cualquier vestigio por encima de la altura del tobillo.
  • Señales en el suelo: cualquier vestigio por debajo de la altura del tobillo.

 

SEÑALES EN ALTO.

Se localizan en la vegetación situada por encima de la altura del tobillo; la zona se extiende a toda la altura y anchura de la presa. Cuando la presa se abre paso por la maleza, ejerce presión sobre ella y provoca alteraciones anómalas en la vegetación en crecimiento. En el caso de los pájaros, esta zona se extiende hasta la altura máxima de la vegetación, si bien la corriente de aire de una aeronave, en especial un helicóptero, puede causar multitud de señales en alto.

Algunos ejemplos de señales en alto son:

  • Cambios en el color de la vegetación.
  • Posición anómala de la vegetación.
  • Vallas, cancelas y escaleras para cercas rotas.
  • Alteración de los nidos de pájaros y las madrigueras de los animales.
  • Vegetación cortada.
  • Telas de araña desechas.
  • Raíces y corteza masticadas.
  • Señales de asideros en los árboles.
  • Lugares de pernoctación de animales y pájaros, a menudo marcados con excrementos.
  • Musgo dañado en los árboles.
  • Desaparición del rocío de la vegetación.
  • Ramas, ramitas y hojas rotas.
  • Alteración de la fauna.
  • Objetos hechos por el ser humano colgando de árboles.
  • Arañazos en los árboles.
  • Excrementos, pelo, plumas y esqueletos de animales.
  • Irregularidades en las sombras y luces que crea la vegetación.
  • Huida de animales y aves.
  • Los animales al huir abren túneles en la vegetación o dejan señales de su ascenso por los árboles.

 

SEÑALES EN EL SUELO.

Son los vestigios que dejan sobre todo las pezuñas o los pies de la presa. Aparecen donde la vegetación que cubre la superficie del suelo se ha visto alterada por la presa al pasar a través o por encima.

He aquí algunos ejemplos de señales en el suelo:

  • Huellas de pies o pezuñas.
  • Excrementos, orina, raspaduras y áreas con señales territoriales olorosas de los animales.
  • Pelo, plumas, piel y esqueletos de animales.
  • Guaridas: conejeras, zorreras, tejoneras.
  • Revolcaderos.
  • Nidos.
  • Nidos flotando en el agua.
  • Lugares para el aseo de las plumas.
  • Huellas: calzado, pezuñas, garras y patas.
  • Raíces magulladas o que vierten sabia.
  • Alteración de la vida de los insectos terrestres.
  • Alteración o cambio de color de la vegetación terrestre.
  • Barro, arena y tierra depositados por la presa.
  • Alteración de las hojas, piedras, palos, galerías excavadas por lombrices, hormigueros y hoyuelos.
  • Restos que han caído junto a las pistas: colillas de cigarrillos, papel de envolver caramelos y latas de refrescos.
  • Restos traídos por el viento rodando por la nieve o la arena que dejan rastro.
  • Agua turbia.
  • Vegetación sin rocío.
  • Aplastamiento y cambios de color en las áreas donde ha descansado la presa.
  • Huellas dejadas por las alas en los puntos de aterrizaje o despegue de las aves; se aprecian mejor en la nieve o el barro.
  • Raíces raspadas, aplastadas, dobladas y rotas, bayas, excrementos, hojas y ramitas.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS SEÑALES.

Las señales se pueden identificar por una o por la combinación de las siguientes características:

  • REGULARIDAD.

Efecto causado por líneas rectas, arcos y otras formas geométricas, que imprimen su forma en el suelo y dejan huellas que normalmente no se encuentran en la naturaleza, ej: huellas de botas, huellas de neumáticos.

  • APLANAMIENTO.

Allanamiento o depresión generales causados por la presión ejercida sobre un área en comparación con el entorno inmediato, ej: el área de descanso o donde ha dormido la presa en la hierba, la arena o la nieve.

  • TRANSFERENCIAS.

Traslado de materia a otra área más adelante después de que la presa se ha desplazado de un entorno a otro; ej: arena, barro, tierra o agua que no ocupan su posición original. Un par de ejemplos de la vida diaria son las gotas de agua que quedan en el suelo del cuarto de baño cuando alguien sale de la bañera o la ducha; no las huellas sino las gotas que resbalan de los pies y las gotitas que caen de las manos al alcanzar la toalla de mano junto al lavabo.

  • CAMBIO DE COLOR.

Diferencia del color o la textura de la señal en relación con el área que circunda; ej: excrementos, piedras, tierra, ramitas u hojas dadas la vuelta mostrarán un cambio de color respecto a su entorno inmediato cuando se desplacen. Repara en que con el uso continuado de la misma senda la rata trilla un camino que se manifiesta con un color más claro o más oscuro dependiendo de las superficies limítrofes. La ardilla y el ratón aportan ejemplos similares al de la rata. Repara en que la hoja tiene un color más claro en su cara inferior que en la cara superior azotada  por los elementos.

 

3

 

 

  • DESECHABLES.

Todo lo que la presa deja atrás, ej: pelo, plumas, excrementos, colillas de cigarrillo, papeles de envolver caramelos, latas y restos de comida.

  • ALTERACIONES.

Cualquier cambio o reubicación del estado natural de un área causada por el paso de la presa, ej: desasosiego de los otros animales, aves, peces e insectos, o alteración del agua.

 

2

 

 

CLASIFICACIÓN DE LAS SEÑALES.

Para el desempeño del rastreo, reconocemos la existencia de cuatro clases de señales:

  • Valiosas.
  • Concluyentes.
  • Temporales.
  • Permanentes.

 

  • SEÑALES VALIOSAS.

Estas señales pueden o no haber sido dejadas por la presa. Con experiencia y práctica un rastreador puede, con confianza, considerarlas concluyentes. No obstante, tal vez haya que identificar dos o más para convencer a un principiante de que está persiguiendo la misma presa. Son ejemplos ramitas rotas, raíces dañadas o que manan savia, telas de araña desechas, agua turbia.

  • SEÑALES CONCLUYENTES.

Esta clase de señales se encuentran sin más evidencias para el rastreador del paso de presa por la zona. Estas señales pertenecen sin duda alguna a la presa que estás persiguiendo. Son ejemplos pisadas características, excrementos identificables y una pieza desechada del equipo.

  • SEÑALES TEMPORALES.

Algunos tipos de señales se denominan temporales porque son especialmente afectadas por agentes atmosféricos como el viento, la lluvia, la nieve y el sol. Son las señales inevitables que deja la presa a su paso por un entorno a pesar del cuidado que ponga. Estas señales terminan desapareciendo y todo vuelve a la normalidad pasado un tiempo. Son ejemplos telas de araña rotas, tierra removida, hojas que cubren la vegetación en crecimiento y conmoción del mundo de los insectos.

  • SEÑALES PERMANENTES.

Las señales que el rastreador clasifica como permanentes son las que tienen una naturaleza duradera; no hay una escala de tiempo específico, sino que más bien es el sentido común el que determina la clasificación correcta. Las señales permanentes son muy resistentes a los agentes atmosféricos, aunque hasta el granito más duro terminará siendo erosionado por la lluvia, y objetos artificiales como latas, periódicos y prendas de ropa terminarán gastándose, pudriéndose y desapareciendo. Son ejemplos las tejoneras, los cubiles de los zorros, las madrigueras de conejos, los nidos y refugios de los animales, la vegetación rota o cortada, los animales muertos, las vallas y cancelas rotas, los objetos artificiales descartados.

 

ESTUDIO DE SEÑALES.captura

Ahora que conocemos las distintas categorías y clasificaciones de señales, pasemos a un ejemplo práctico del modo en que los rastreadores leen las señales.

Para este ejemplo abordaremos el proceso de estudio de las señales dejadas después de que un humano ha pasado por una zona alfombrada con hojas. El primer indicio que se localiza suelen ser una señal en el suelo. El rastreador tiene que decidir si es humana o animal. Hecho esto, determinará la altura y el tamaño aproximados de la presa mediante alguna señal en alto; recuerda que las señales en alto son las que se encuentran por encima de la altura del tobillo.

Inicialmente, hay que estudiar cuidadosamente la primera señal, es decir, “la primera huella”. Se debe medir y registrar en forma de bosquejo.

El peso aproximado de la persona se obtiene comparando la profundidad de la señal dejada con la tuya propia o la de una persona conocida con el mismo número de calzado. El rastreador experimentado no obtendrá conclusiones precipitadas en esta fase sobre el peso de la persona hasta que tenga otras señales que le revelen si la presa lleva alguna carga o no.

La longitud del paso puede mostrar si la persona es alta, baja o lleva mochila. Las señales en alto suelen verificar este tipo de información.1

Estudia la capa superior de hojas que alfombran una zona, identifica las que están dobladas o rotas por el paso de la presa y recuerda que algunas habrán sido desplazadas. Anota mentalmente todas o tantas hojas desplazadas y ramitas como sea posible. Recoge y examina las hojas una tras otra en busca de algún canto recto. Recuerda dónde levantaste cada una de las hojas.

Después de examinar y retirar la cama superior de hojas pasa a la siguiente. Si están húmedas serán muy flexibles. Repara en cualquier doblez evidente que pueda señalar el canto de una bota.

Retira la siguiente capa y estudia la tierra. Busca galerías de lombrices aplastadas, indentaciones en ramitas y frutos secos.

Determina la posición del talón y de la punta del pie, y si se trata de la bota derecha o izquierda, o en el caso de animales si es una pata delantera o trasera.

Sea cual fuere la naturaleza del terreno, busca siempre en el suelo señales a intervalos frecuentes. Donde haya arbustos y maleza, busca pelo o jirones de ropa. Te darán una clave sobre la dirección de la pista y sobre la altura y corpulencia de la presa.

Un buen conocimiento de las señales y del modo de identificarlas es una destreza vital que permitirá al rastreador imaginarse el cuadro del rastro. En las fases iniciales del adiestramiento ésta es la parte más importante del rastreo visual. Con experiencia y práctica, localizar e identificar señales será mucho más fácil, y lo que antes parecía un libro cerrado se mostrará abierto y la pista cobrará vida.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s