2.1.- ORIENTACIÓN POR LOS INDICADORES NATURALES.

3

 

Podemos quedar aislados en la naturaleza y no disponer de mapa ni brújula, o encontrarnos en una zona donde ésta sea inútil como regiones polares o terrenos ricos en mineral de hierro. Explicamos en este apartado los procedimientos de orientación que no exigen el uso de instrumentos especiales ni de mapas; lo cual no implica, en previsión de estas situaciones, llevar consigo brújulas, mapas, altímetros, etc.
Antiguamente orientarse era buscar el oriente, es decir, determinar el lugar por donde salía el Sol. Esta idea ha ido evolucionando hacia conceptos más exactos y complejos, orientarse es buscar la denominada dirección Norte-Sur.
Cuando nos orientamos estamos realizando un ejercicio de posicionamiento, es decir, estamos trazando un mapa mental con un sistema de referencia que sea válido desde la posición en que nos encontramos.
Para ser capaces de salir de una situación comprometida debemos aprender a interpretar las señales que se encuentran en la tierra y en el cielo. Si no disponemos de una brújula podemos utilizar estas señales en nuestro beneficio. El Sol y las estrellas suministran una orientación fiable y hay varios métodos para encontrar la dirección en ambos hemisferios. Éstos son:

2.1.1.- ORIENTACIÓN POR EL SOL.
2.1.2.- ORIENTACIÓN POR LAS SOMBRAS.
2.1.3.- ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS.
2.1.4.- ORIENTACIÓN POR LA LUNA.
2.1.5.- ORIENTACIÓN POR EL RELOJ.
2.1.6.- ORIENTACIÓN POR INDICIOS.
2.1.7.- ORIENTACIÓN POR INSTRUMENTOS DE CIRCUNSTANCIAS.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s