3.1.- MOVIMIENTO EN TERRENO LLANO Y BOSQUE.

images-5MOVIMIENTO EN TERRENO LLANO.

Este tipo de terreno es el que más facilidades presenta para el movimiento y no necesita ninguna técnica específica, sin embargo, puedes encontrar irregularidades como piedras, montículos, oquedades, etc., que te obligarán a prestar atención y no bajar la guardia. Recuerda que es cuando se baja el nivel de atención, cuando suelen ocurrir los accidentes. También es, en este tipo de terreno, donde más posibilidades tenemos de encontrar pistas, caminos, carreteras, etc. Ante la escasez de obstáculos naturales, lo más importante es la elección del itinerario y la conservación de la dirección de marcha , en razón de la seguridad, rapidez y comodidad.

Los obstáculos que normalmente encontrarás serán cursos de agua, zonas pantanosas, vegetación densa, etc.

images-6MOVIMIENTO EN BOSQUE.

En estas zonas, el horizonte visible se presenta muy próximo, razón por la cual las referencias para el movimiento tienen que ser cercanas. Conviene, por tanto, que compruebes a menudo el rumbo a seguir. Una forma de hacerlo si no dispones de brújula, es trepar a un árbol alto, que te permita divisar una referencia lejana, siempre que lo juzgues seguro u oriéntate por los indicadores naturales. Los caminos, arroyos, barrancos, etc., pueden servir de ayuda para mantener el rumbo.

Al avanzar por este tipo de zonas, si son de vegetación densa, debes tener la precaución de cubrir la mayor parte posible del cuerpo, para evitar arañazos; protege igualmente cara y manos, sobre todo de noche; en caso de engancharse entre la maleza no trates de librarte a la fuerza, así evitarás destrozar tu ropa o herirte.

El bosque tiene la ventaja de que proporciona medios para la construcción de refugios, combustible y ofrece mayores posibilidades de obtener alimentos que otras zonas, pero alberga peligros ocultos a simple vista, tales como animales salvajes, ramas de árbol en mal estado (enviudadoras), zanjas, agujeros y terraplenes ocultos por la espesura de la vegetación, etc. Presta mucha atención a las señales, tu oído y tu olfato serán de gran ayuda.

Fíjate especialmente en los indicios de animales salvajes en la cercanía, el bosque ofrece una excelente ocultación a los depredadores. Cuando avances por una zona con animales peligrosos procura hacer el mayor ruido posible, dando voces, golpes a los árboles o usando el silbato de señales, para evitar sorprender a algún animal desprevenido.

Cuando sople el viento el peligro puede llegar desde arriba en forma de una rama podrida o en mal estado que pueda desprenderse de un árbol. Vigila las alturas tanto como el suelo que pisas.

Usa tu bastón o improvisa uno para tantear el terreno que vas a pisar antes de hacerlo tu, así evitarás lesiones al introducir el pie en un accidente del terreno, además ahuyentarás a las serpientes ocultas a la vista antes de pisarlas.

Mantén los ojos bien abiertos, tanto para evitar peligros como para encontrar recursos que puedas necesitar, yesca, rastros de pequeños animales, agua, etc., el bosque es un buen almacén si sabes donde buscar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s