COLAPSO ECONÓMICO: SOBREVIVIR COMO INDIGENTE.

images-48La mayoría de los que nos preparamos para un próximo apocalipsis, lo hacemos basándonos en las posibilidades de que este suceda y según nuestras investigaciones o creencias escogemos uno u otro como candidato con mayores probabilidades de que suceda. A partir de este momento enfocamos todos nuestros recursos y esfuerzos para poder superar el cataclismo de la manera más exitosa posible. Normalmente contaremos con un hogar o base desde o hacia la que planificar nuestra supervivencia y en la que podemos almacenar suministros o fortificar en caso de necesidad. Dicho esto, hoy por hoy, podemos ver como sucede cada día a nuestro alrededor el más común de los apocalipsis, tanto a nivel local como mundial, me refiero al colapso económico. Esta es una amenaza de la que ninguno estamos a salvo. Tanto personas como familias e incluso naciones se ven desastrosamente afectados. Basta con leer las noticias o salir a la calle en cualquier ciudad medianamente grande para poder ver ejércitos de personas sobreviviendo con lo puesto tras padecer quiebras y ejecuciones hipotecarias. Familias enteras han sido desalojadas de sus hogares, algunas a la fuerza. Vemos multitud de personas viviendo en cajeros surgiendo de la nada. Lo que no vemos son los “desamparados ocultos”, los obligados a sobrevivir en su coche, casas de amigos o volver a vivir con los padres y abuelos, que padecen los mismos efectos de esta terrible crisis.

“Afortunadamente”, la falta de vivienda es más fácilmente anticipable que algunos otros desastres. A menudo se puede ver con meses de antelación. Pero incluso aquellos que lo hacen pueden preferir vivir en la negación. Puedes pensar que no es algo que te pueda suceder a ti, pero ya le ha ocurrido a miles de personas que pensaron que nunca podría sucederles a ellos. Nadie planea terminar en un albergue para indigentes, pero últimamente, este es el lugar donde más y más personas de la antigua clase media están aterrizando.

Ante esta situación, me pregunto cuántos de nosotros estamos preparados para enfrentar el colapso económico. ¿Qué haríamos?, ¿dormir en estaciones de autobuses, comer de contenedores de basura, y permanecer en refugios para gente sin hogar?. Unirse a la población sin hogar, como muchos recomiendan, limita severamente las opciones, especialmente si mantienes alguna esperanza de volver a unirte a la sociedad.

Aquellos que tienen la suerte de tener alguna experiencia en el campo de la supervivencia se suele limitar al medio natural, pero el medio urbano es muy distinto, como todos sabemos. Por suerte, esta experiencia se puede redirigir para ser aplicada con éxito en la ciudad aplicando los principios básicos aunque adaptándolos al nuevo medio.

Planificaremos nuestra estrategia como “nómadas urbanos”, es decir, tendremos con nosotros la mayoría de recursos para cubrir nuestras necesidades diarias pero no todas en un solo lugar. Se basa en el modelo de mochilero de llevar todo lo que se necesita y ser auto suficiente. Esta estrategia requiere algunos recursos y preparación. Un plan como este debe llevarse a cabo antes de que realmente te conviertas en persona sin hogar, cuando todavía se tiene algo de dinero y crédito para aprovechar.

Con esto en mente, las siguientes sugerencias deben ser útiles para muchos, ya sea enfrentando la inminente falta de vivienda o en escenarios de desastres naturales donde la gente con vehículos y con sus mochilas de 72 horas serán supervivientes, pero el resto, serán refugiados.

 

1REFUGIO

Obviamente este es el principal problema que enfrentan los sin techo. Los que se quedan en la ciudad están restringidos por las leyes contra la colocación de cualquier tipo de refugio temporal. Es por eso que las personas sin hogar son tan a menudo vistos acurrucándose en puertas, alcobas, túneles, etc. Muchas ciudades han prohibido dormir al aire libre, lo que da a la policía el poder de acosar a cualquiera que ven acostado con los ojos cerrados. De hecho, mientras puedas ser visto por cualquier persona durante la noche, tu seguridad está en peligro.

Los refugios para personas sin hogar pueden no ser las mejores opciones. Nos exponemos a las drogas y enfermos mentales. Pueden ser más peligrosos que las calles, y muchos transeúntes saben lo suficiente para evitarlos. Existen problemas similares en las zonas de tiendas de campaña y viviendas improvisadas. Las enfermedades y los parásitos pueden propagarse fácilmente cuando muchas personas con mala higiene viven juntas.

Las áreas boscosas parecen más seguras y se pueden encontrar en todas las ciudades en forma de barrancos, bosques, valles y parques. Algunos desamparados construyen refugios allí usando lonas, madera contrachapada, cajas de cartón, o cualquier otra cosa que puedan encontrar. Esto puede funcionar por un tiempo. Pero las autoridades mantienen los ojos puestos sobre estos campamentos y tarde o temprano vienen a derribarlos. Además, cualquier refugio puede ser un objetivo para ladrones y rapiñadores cuando no estás allí.

Se puede obtener solución a todos estos problemas mediante el uso de una relativamente barata tienda de campaña con cúpula de camuflaje que puedes comprar en línea. Una tienda de este tipo se puede configurar y montar muy rápido y con muy poco esfuerzo. La idea es encontrar un área aislada en el bosque o parque local, poner la tienda al atardecer, y luego desmontarla de nuevo a la mañana siguiente, antes de la salida del sol. No hay campamento que nadie pueda encontrar porque no existe durante el día. Esto también se conoce como el campamento de la cautela y muchos ciclistas interurbanos lo utilizan para evitar pernoctar en moteles. Acampan en tierras públicas o privadas y se van antes de que nadie sepa que estaban allí.

Tu seguridad dependerá de estar totalmente oculto. Para que alguien te vea durmiendo por la noche, tendrían que entrar en el bosque después de anochecer, dejar el camino en el lugar correcto, y ver a través de tu camuflaje. Incluso a plena luz del día, una tienda de campaña, del color adecuado, en medio del follaje es difícil de detectar. Una tienda de campaña es uno de los mejores refugios temporales posibles que puedes utilizar y da una sensación de seguridad, incluso si es, sobretodo, psicológico. Necesitas un área de terreno relativamente plana y despejada para establecerte, por lo que es conveniente explorar y ubicar estos espacios antes de que los necesites y limpiarlos de desechos antes del anochecer.

Un refugio aún más pequeño que se adapta prácticamente a cualquier lugar es el saco de dormir, esencialmente una bolsa con cremallera lo suficientemente grande para tu cuerpo, hecho de material impermeable y transpirable. Algunos se pliegan hasta el tamaño de una botella de agua. Un saco de dormir te mantendrá seco y protegido, pero no tendrás espacio para nada más. Algunos vienen con un marco que mantiene la tela lejos de la cara que dan un poco de espacio de respiración.

Las imágenes de satélite en Google Maps son ideales para encontrar bosques densos en tu área. Te interesan las áreas que son más “salvajes”, no aquellos que están bien cuidadas y mantenidas (aunque si eres muy diligente a la hora de levantar siempre tu campamento al amanecer, no deberías tener problemas en cualquier caso).

No debes estar demasiado lejos de los lugares a los que deseas ir durante el día. Memoriza unos pocos lugares ideales alrededor de la ciudad y puedes rotar entre ellos para que nunca acampes en el mismo lugar demasiado tiempo. Utiliza una lona de camuflaje pesada como una cubierta de suelo, protegiendo el suelo de la tienda de los desechos afilados. Esta, en caso de necesidad, se puede utilizar para mantener seco y oculto el campamento en el bosque mientras atiendes tus asuntos diarios.

No trates de resistir una tormenta seria en una tienda de campaña. En esos momentos, las estaciones de tren, estaciones de autobuses y aeropuertos son mejores opciones. Están abiertos las 24 horas del día y están diseñados para que la gente pueda esperar, con amplios asientos, baños, bares, y a veces wi-fi. Con en el mal tiempo, algunas personas estarán durmiendo en sus asientos o en el suelo debido a los retrasos del tránsito, y puedes mezclarse con ellos. Mantén un libro de viaje de la biblioteca pública visible sobre el pecho o algunos viejos billetes de embarque asomando de tu bolsillo. Si estás en un aeropuerto con múltiples terminales, cambia de terminal de vez en cuando. Permanecer en un lugar demasiado tiempo puede atraer la atención de la seguridad. Las salas de espera del hospital pueden ser casi igual de buenas.

 

2ROPA

Como nómada urbano, elije tu equipo con mucho cuidado. No sólo deben protegerte de los elementos y llevar lo que puedes necesitar, sino también encajar en un entorno urbano sin parecer extraño. En mi opinión, el negro debe ser el color de todos tus artículos, incluyendo la mochila/as. El color negro puede dejar pasar más tiempo entre lavados sin parecer sucio, hace que tus bolsas y bolsillos parezcan más pequeños a pesar de estar lleno de cosas, y te hará prácticamente invisible por la noche. Un equipo, todo negro, constaría de:

  • Calzado de senderismo impermeable.
  • Pantalones de faena o trabajo (muchos bolsillos).
  • Recambio de pantalones impermeables.
  • Suéter de cuello alto.
  • Sudadera con capucha.
  • Chaleco de múltiples bolsillos.
  • Abrigo impermeable con capucha.
  • Gorra deportiva o gorro de lana.

Añade a esto una semana de calcetines limpios y ropa interior, así como pantalones duplicados y sudadera con capucha para que todavía tengas algo que llevar cuando laves la ropa. En tiempo frío, agrega calcetines de lana, plantillas térmicas, braga para cuello, ropa interior larga de lana y guantes impermeables.

 

3MOCHILAS / BOLSAS

Transportar enormes paquetes puede parecer extraño en la ciudad. Lo más recomendable es utilizar una mochila tipo ALICE de gran tamaño para transportar objetos voluminosos como saco de dormir y esterilla , con una funda exterior que impida diferenciar o dar pistas sobre lo que transportas o tus intenciones de acampar. Elegir una mochila que coloca el peso en las caderas, no en los hombros, como lo hace la ALICE. Los bolsos urbanos del viajero y las bolsas de mensajero también van bien para la ciudad. Debes ser capaz de llevar todo por ti mismo para cuando lo necesites. En otras ocasiones, deja algo de material almacenado en taquillas o escondido y lleva sólo lo que necesitas para ese día. Como los mochileros saben, el nivel de esfuerzo necesario para llevar todo lo que necesita a la espalda no es insignificante. Así que ponte en forma.

Un saco de compresión puede ayudar a adaptarse a todo. Utilizado por el ejército, este es un saco destinado a ser llevado dentro de la mochila. Llénalo con artículos compresibles (generalmente saco de dormir y ropa), luego exprímelo, generalmente sentándote sobre él. Al mismo tiempo, aprieta todas las correas alrededor del saco. Conservará el tamaño más pequeño hasta que se abra otra vez.

 

x1HIGIENE

Aunque las ciudades están llenas de baños públicos, es difícil encontrar uno lo suficientemente privado para hacer algo más que usar el baño y lavarse las manos. Por lo tanto, lo más aconsejable es llevar un balde plegable (se encuentra en tiendas de camping) y un espejo magnético (de una tienda de todo a 1 euro).

Las cubetas plegables se pliegan hacia abajo para ocupar muy poco espacio en la mochila. Llena uno con agua tibia del lavamanos y llévalo a uno de los retretes. Coloca el cubo encima del tanque del inodoro y pega el espejo magnético a la pared. Ahora puedes afeitarte, cepillarte los dientes y lavar tus axilas en relativa privacidad.

Evitar baños frecuentados por personas sin hogar que tienden a estar en peores condiciones higiénicas y ser más peligrosos (por ejemplo, los de metro, plazas públicas, ciertos restaurantes, etc.). Baños limpios y adecuados se pueden encontrar en los centros comerciales, teatros, aeropuertos, edificios de oficinas … lugares que los desamparados generalmente evitan. En climas cálidos, es posible bañarse en los mismos lagos y ríos donde la gente va a nadar.

Cuando necesites una ducha caliente, visita un gimnasio, centro atlético de la universidad o polideportivo municipal público, todos los cuales tienen vestidores. Un año de membresía de un gimnasio es probable que cuesten menos que un mes de alquiler, y puede incluir ventajas como wi-fi, servicio de toallas y un armario. También proporciona un lugar para trabajar, descansar y socializar. Mantener un traje en tu casillero te permitirá ir a entrevistas de trabajo. Playas y campamentos son otros buenos lugares para buscar las duchas.

La sección de viajes de tiendas de todo a 1 euro es un buen lugar para equiparse de productos de higiene ligeros como mini champú, enjuague bucal y pasta de dientes. No olvides los recipientes de plástico para el jabón y cepillo de dientes, y las cajas de pastillas para transportar aspirina, vitaminas y cualquier medicamento que necesites. Reemplaza tu toalla regularmente con una pequeña, super absorbente. Una maquinilla de viaje con pilas te permitirá afeitarte en cualquier lugar, en cualquier momento. Consigue una que funcione con pilas AA en lugar de enchufándola a la luz. Busca cualquier forma de ahorrar espacio, por ejemplo usando una botella de jabón también como producto para lavar platos y champú.

Los pañuelos de limpieza facial, las toallitas mojadas, y el desinfectante de manos pueden mantenerte limpio sin agua. Si te los dan en un restaurante, guárdalos hasta que los necesites. Utiliza esas toallitas mojadas para las axilas e ingles, donde las bacterias prosperan. Utiliza un protector solar de alta protección para evitar quemaduras solares tan reveladoras que muchas personas sin hogar tienen. Y si el look se adapta a ti, afeitarse la cabeza ayuda a olvidarse de todo el mantenimiento que requiere el pelo.

Practica siempre una buena higiene y aseo, no sólo por tu propia salud, sino para mantenerte integrado en la sociedad civilizada. Si te ves y hueles mal encontrarás muchas puertas cerradas.

 

a1COMIDA

En la supervivencia sin hogar no se tiene la opción de almacenar alimentos a largo plazo o comprar a granel. Puedes almacenar solamente lo que puedas llevar encima (que equivale a una semana de sustento como máximo). Las mantequillas de cacahuete o de cacao tipo nocilla son una excelente opción, son fáciles de llevar y comer, ricas en calorías y proteínas, y sin necesidad de refrigeración. Las barras de cereales o mezclas de cereales para el desayuno tipo muesly son otra buena opción. Hay mucha energía en frutos secos y semillas, y la mayoría de estas mezclas ahora vienen en bolsas autoprecintables. Piensa como un mochilero, mantener los artículos pesados, como los productos enlatados, a un mínimo y la eliminación de cualquier envasado innecesario de los alimentos para hacerlos más ligeros.

Los alimentos secos (deshidratados) son los más ligeros. Los alimentos que son simples, no se estropean rápidamente, y los que requieren poca o ningún cocinado son los más adecuados para el nómada urbano: carne seca, barras de cereales, pasas y otras frutas secas, patatas fritas, bollería, pan de pasas , frutos secos, sopas instantáneas, etc. Debido a que la ingesta calórica se reducirá drásticamente es aconsejable tomar un multivitamínico.

Lleva tu comida en un bolsa reutilizable de tela y dará la impresión de que acabas de salir de hacer la compra en el supermercado. Lleva una cuerda en tu equipo para poder colgarla de un árbol cuando acampes en el bosque. Nunca guardes la comida en tu tienda o en tus bolsillos por la noche, especialmente en los parques de la ciudad, repletos de mamíferos oportunistas, como ratas, mapaches, etc.

Debes disponer de algunos medios para cocinar alimentos, sobra decir que un fuego llamaría la atención sobre tu presencia. conviene disponer de hornillo de camping con su correspondiente repuesto o un similar de pequeño tamaño y poco peso, como los hornillos del ejército, plegables y con pastillas de combustión. Este último sistema emite una pequeña llama que no atrae la atención y se puede excavar un agujero para emplazarlo y hacerlo indetectable en la distancia.

Utiliza cubiertos y utensilios de cocina compactos. No olvides llevar un abrelatas, por si acaso.

Se puede dar la oportunidad de pescar, es posible que en tu ciudad haya un lago o río lo suficientemente libre de contaminación como para ello. Aprovecha esta fuente de alimentos gratis llevando una caña de pescar compacta, o simplemente el sedal ya montado que puedes transportar en una pequeña cajita. Busca cebos vivos debajo de troncos caídos y podridos, o usa pedazos de comida como pan o maíz cocido.

 

5AGUA

Esta debe ser la menor de tus preocupaciones. El agua potable se encuentra fácilmente en todas las ciudades. Debes llevar al menos una botella de agua de 1 litro y tener el hábito de llenarla cada vez que tengas acceso a un grifo o fuente de agua. Una vez que te acostumbras al agua, nunca más necesitarás pagar por las bebidas.

En los bosques, los ríos son la fuente de agua preferida. Un arroyo de movimiento rápido será más limpio que una piscina de agua estancada. Por supuesto, cualquier agua extraída de tal fuente debe primero ser purificada. Esto significa hervida, filtrada o tratada con pastillas potabilizadoras o luz UV. Un recurso, que a mi me parece muy útil, es el de llevar una pequeña botella de plástico resistente con lejía apta para la potabilización del agua, basta con tres gotas por litro de agua para que sea apta para el consumo. Recuerda que casi todos los métodos de purificación eliminarán los patógenos biológicos, pero no los contaminantes químicos.

Si se pronostica lluvia, deja tu cubo plegable fuera para recogerla. Esta agua no tendrá que ser purificada.

 

6INTERNET

El acceso a Internet es esencial incluso cuando no se tiene hogar. Es la forma en que buscarás empleo, enviarás currículos, aprenderás consejos de supervivencia y te mantendrás en contacto con el mundo en general.

Afortunadamente hay más y más lugares para utilizar Internet de forma gratuita, especialmente si dispones de propio ordenador portátil, iPad o teléfono. Descubre todas las zonas de free wi-fi en tu vecindario. Encontrarás algunos en lugares que nunca supiste o esperabas. Las bibliotecas públicas pueden ser ideales. Allí se pueden encontrar ordenadores, cubículos, enchufes para cargar baterías de dispositivos, y algunas sillas para sentarte todo el día.

El entorno en línea se mantiene igual tanto si estás sin hogar como si no, por lo que puede ser una fuente de comodidad y normalidad a medida que cambian tus condiciones de vida. Cuando te sumerges en las actividades en línea, no importa donde estás. Incluso una persona sin hogar puede pasar el día jugando a juegos en línea, viendo espectáculos, escuchando música, escribiendo un blog, y leyendo las noticias, al igual que lo haría una persona desde su casa. Si tienes la necesidad y los medios, considera un aparato resistente, capaz de soportar las humedad y las temperaturas de congelación, con un teclado impermeable que brille en la oscuridad.

 

7RADIO

Deberías tener una radio, como cualquier superviviente. La más ligera podría ser algo así como una radio de brazalete para corredores. Úsalo, si no tienes acceso a internet, para comprobar los informes meteorológicos a diario, y elije tu vestimenta y áreas de refugio en consecuencia.

 

8TELÉFONO

Los teléfonos móviles son imprescindibles hoy en día, tanto en tu vida personal como laboral. Recuerda cargarlo junto a tus otros dispositivos inalámbricos cuando encuentres un enchufe disponible.

 

CORREO

Si necesitas recibir correo, una opción es alquilar un código postal. También hay servicios que pueden proporcionarte una dirección real si quieres que la gente piense que tienes una.

Esta es la esencia de la “vida distribuida”, tu refugio en un área, tu ducha en otro, tu buzón en otro. Todos son componentes de tu “hogar”, sólo tienes que viajar un poco para llegar a cada uno.

 

9TRANSPORTE

Tus propios pies pueden servir como principal medio de transporte. Por esta razón, no escatimes en tu calzado y asegúrate de que se ajusta perfectamente.

Si todavía puedes pagar gasolina, reparaciones, estacionamiento y seguro, entonces puedes mantener tu vehículo como transporte y refugio. Si no, considera una bicicleta como un sustituto. Tener una bicicleta hace que todo parezca mucho más cerca que si tuvieras que ir caminando, y ampliará tu rango de alcance considerablemente. Añadir un remolque o unas alforjas a tu bicicleta facilitará el transporte de todos tus suministros de supervivencia.

 

10INVIERNO

No todo el mundo se preocupará por el invierno, dependiendo de donde viva, pero, por ejemplo, el problema de sobrevivir a un invierno canadiense sin un refugio caliente debe ser tratado con seriedad mortal. Cada año mueren muchas personas sin hogar en las calles de los países fríos. A través de Europa, el frío extremo puede golpear incluso en lugares inverosímiles y matar a centenares sin la previo aviso.

Sin entrar en todos los detalles de la supervivencia de invierno, aquí hay algunos consejos:

Debes probar tu equipo de clima frío antes de confiarle tu vida. Por ejemplo, en el patio trasero durante una ola de frío intensa. Los sacos de dormir invernales protegen en condiciones de baja temperatura, pero su efectividad varía dependiendo del calor corporal, el metabolismo y la ropa del usuario. Siéntate en un parque durante varias horas con tu ropa de invierno completa para ver si es suficiente. La cantidad de aislamiento necesario para permanecer expuesto al frío es mayor de lo que la gente suele usar para moverse de un lugar a otro previamente aclimatado. Vístete por capas y cubre siempre tu cabeza, incluso cuando duermas.

Los calentadores, como los de propano, no son prácticos y te arriesgas a provocar un incendio, así que dependerás de tu propio calor corporal. No lo pierdas saliendo de tu refugio por la noche. Si tienes la necesidad de aliviarte, utiliza una botella. Estudia las técnicas de supervivencia invernal.

Cualquier cosa que no se lleve bien a la congelación, como ordenadores portátiles, teléfonos móviles, botellas de agua, etc., deben compartir el saco de dormir contigo, cerca de los pies. Algunos sacos de dormir de invierno tienen espacio adicional en la parte inferior para este propósito. Si llenas su botella de agua con agua caliente antes de acostarte, ayudará a calentarte. Usa capas adicionales de refugio si las tienes disponibles, como instalar la tienda dentro de una estructura mayor, ya que aumentará la eficacia de tu bolsa térmica.

 

Prepararte para la falta de vivienda puede ayudarte a la hora de prevenir otras situaciones o escenarios, tales como una evacuación repentina. La falta de vivienda es una de las situaciones más sombrías en que pensar, y mucho más para la que prepararse. Pero date cuenta de que no pensar o prepararte para ello evitará la realidad de lo peor. Si te encuentras en la calle, tener un plan sobre dónde ir, qué hacer, y qué llevar contigo puede marcar la diferencia. Si ayuda, no pienses en ti mismo como en un sin techo, sino como un nómada practicando un estilo de vida alternativo. Sin tal actitud o plan, comenzarás a parecerte a los típicos vagabundos que vagan sin dirección o propósito. Que no tienen dónde ir, hacer o esperar (con todo el respeto hacia ellos). La falta de vivienda no tiene que parecerse a esto o ser el final de una vida plena.

Desarrolla las habilidades del nómada urbano y practica la vida distribuida. Mantén tus necesidades básicas satisfechas y tu mente clara, y siempre podrás vivir una existencia digna, cualquiera que tu situación pueda ser.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s