1.1.4.- LA HUMEDAD.

 

Vapor de agua contenido en el aire.

Cuando la cantidad de vapor sobrepasa un determinado índice, se condensa en gotas; entonces se dice que la atmósfera está saturada de vapor.

Cuanto mayor es la temperatura, mayor es la cantidad de vapor de agua que puede contener la atmósfera.

La humedad está siempre presente en la atmósfera, pero en cantidades que varían mucho, geográfica y localmente. Ningún otro factor atmosférico tiene por sí solo una influencia tan grande sobre las condiciones meteorológicas. La temperatura, la presión, la luz diurna, el viento y las radiaciones solares o terrestre se hallan todos sujetos a cambios muy marcados, dependientes de los procesos de calentamiento o enfriamiento, evaporación o condensación.

La humedad del aire ejerce una gran influencia sobre las sensaciones corporales de calor y frío, y sobre la respiración, ya que la cantidad de vapor de agua exhalado en cada respiración es mucho mayor cuando el aire está seco que cuando está húmedo. La secreción de sudor por la piel también aumenta en ambientes secos, aunque resulte menos perceptible, porque se evapora inmediatamente en vez de condensarse en gotas sobre la superficie del cuerpo. En el aire caliente y seco la transpiración apenas se nota, mientras que resulta muy molesta en ambientes calurosos y húmedos.

La temperatura a la que el aire está saturado se llama punto de rocío, se alcanza cuando el aire ya no puede contener más vapor de agua y éste se condensa en forma de gotas. El rocío se forma sobre aquellos objetos que, por un intenso enfriamiento, alcanzan la temperatura que marca el punto de rocío.

 

HUMEDAD ABSOLUTA.

Cantidad de vapor de agua, en gramos, que contiene un metro cúbico de aire. A veces, esta cantidad puede ser mayor que la de saturación, diciéndose entonces que el aire está “sobresaturado”.

 

HUMEDAD ESPECÍFICA.

Mide la masa de agua que se encuentra en estado gaseoso en un kilogramo de aire húmedo, y se expresa en gramos por cada kilogramo de aire.

 

HUMEDAD RELATIVA.

Relación entre el vapor de agua que contiene un determinado volumen de aire y el que contendría caso de hallarse saturado a la misma temperatura.

En el día los valores máximos de humedad relativa suelen alcanzarse hacia la salida del Sol, momento en que se registra la temperatura mínima; los valores mínimos después del mediodía, cuando las temperaturas alcanzan los valores máximos. Del mismo modo, la humedad relativa es máxima en invierno y mínima en verano.

La variación de la humedad relativa según la latitud, alcanza un máximo en las zonas ecuatoriales, porque aunque el aire allí sea cálido su contenido en vapor de agua es considerable; y otro polar, ya que basta un poco vapor de agua para saturar el aire frío de las altas latitudes.

 

Suele expresarse en porcentaje. La saturación corresponde a una humedad relativa del 100%; la sequedad absoluta a la de 0%.

En la superficie del océano, la humedad relativa se mantiene de ordinario por encima del 90%. En las montañas la atmósfera se encuentra, con frecuencia, totalmente saturada.

La distribución de la humedad con la altura aparece muy desigual: las capas de aire seco alternan de la manera más caprichosa con las de aire húmedo por lo que la humedad relativa puede variar bruscamente.

Los instrumentos para medir la humedad se denominan HIGRÓMETROS.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s