¿Qué nos enseñan los niños criados por animales salvajes sobre nuestra sociedad?

Se trata de una lista de pequeños y pequeñas muy afortunados que milagrosamente fueron adoptados por animales salvajes evitando su aislamiento.

El más conocido en España es el de Marcos García, quien creció entre lobos en Sierra Morena.

Otro caso fascinantes fue el de John Sebunya, encontrado en Kabongue (Uganda), en 1991 tras ser criado por monos vervet durante varios años en la selva.

Un caso más reciente es el de Iván, un niño ruso que con cuatro años de edad,  harto de su madre y padrastro alcohólicos, decidió formar una nueva familia, esta vez con perros asilvestrados, uniéndose a una jauría que deambulaba por las gélidas calles de Moscú, demostrando una vez más que para la supervivencia, lo más eficaz es lo más simple.

En conclusión, gracias a los relatos de niños criados por animales salvajes hemos aprendido la flexibilidad de nuestra especie. También que necesitamos muy poco para sobrevivir y ser felices. Porque nuestra capacidad e impulso para aprender y continuar respirando es inagotable.

 

LEER MÁS: ELMUNDO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s