CONSEJOS PARA SOBREVIVIR EN CLIMAS FRÍOS.

 

El cuerpo humano desprotegido está mal equipado para sobrevivir en climas fríos. Cuanto más frío hace, y cuanto más expuestos estamos a él, más mortíferos son los resultados.

El clima frío es a menudo un obstáculo mortal, especialmente para los que no están capacitados ni preparados.

Puedes ser una víctima del clima frío o un superviviente.

Las 3 maneras en que el cuerpo se ve afectado negativamente por el frío severo son:

1.- Congelación

2.- Hipotermia

3.- Hipoglucemia.

Si podemos evitar estos 3 efectos relacionados con el frío, podemos sobrevivir al frío.

 

1.- SOBREVIVIR A LA CONGELACIÓN.

Se da cuando se congelan las moléculas de agua en las células de la piel. Una vez que las células se congelan, mueren rápidamente. Una vez que mueren, causan daños musculares y del sistema nervioso irreversibles.

Con solo un viento a 15 kM/H  y a -20°C, la piel expuesta puede desarrollar congelación en 30 minutos.

Por eso las ventiscas son tan peligrosas para la supervivencia en climas fríos. Este es el motivo por el que los alpinistas que se ven atrapados en una montaña a menudo sufren congelación severa.

Puedes deducir que la congelación es altamente dependiente del viento. Sin viento, la congelación tarda mucho más en desarrollarse.

Pero con vientos fuertes, la congelación se vuelve mortal rápidamente.

Así que en condiciones de ventisca, la prioridad número uno en clima frío es encontrar refugio del viento.

 

ALERTA TEMPRANA PARA LA CONGELACIÓN LEVE.

Es una congelación menor que irrita la piel, lo que causa enrojecimiento, cosquilleo y una sensación fría seguida de entumecimiento. La congelación leve no provoca daños permanentes en la piel y se puede tratar con medidas de primeros auxilios. Este es el momento de usar todas tus habilidades de supervivencia en climas fríos para ayudar a revertir el efecto.

La manera más sencilla de hacerlo es recalentando suavemente  el área o áreas. Evita mucho movimiento de las áreas afectadas, que puede dañar la piel.

Por ejemplo, si la congelación se desarrolla en las puntas de los dedos, una manera rápida de calentarlos es colocarlos debajo de las axilas.

Las axilas son a menudo el punto más caliente del cuerpo en clima helado.

Si no puedes volver a calentar el área o áreas afectadas, la congelación leve se convertirá en congelación superficial, en la que la piel se siente caliente, signo de afección grave de la piel. Puede aparecer una ampolla llena de líquido dentro de las 24 horas después de haber vuelto a calentar la piel.

La congelación severa es una condición seria que requiere atención médica experta.

 

2.- SOBREVIVIR A LA HIPOTERMIA.

Cuando tu temperatura corporal baja de 35°C estás entrando en hipotermia.

La hipotermia es el estado en el que el corazón, el sistema nervioso y otros órganos no funcionan normalmente. Si no se trata, con el tiempo, puede provocar que el corazón y el sistema respiratorio dejen de funcionar y finalmente causen la muerte.

Los órganos internos de un ser humano sólo pueden funcionar correctamente en un estrecho rango de temperaturas. Una vez que empiezan a salir de este rango, empiezan a apagarse.

Sin embargo, es difícil ser consciente de que se ha entrado en hipotermia. ¿Por qué? porque los síntomas generalmente ocurren gradualmente.  Además, la confusión de pensamiento relacionada con la hipotermia evita que uno sea consciente de lo que le ocurre. La confusión de pensamiento también puede provocar una conducta arriesgada.

Así que es importante conocer las señales iniciales.

  • Hipotermia leve (primeros signos de problemas):

Temblor.

Falta de coordinación.

 

  • Hipotermia moderada/severa:

Balbuceo o murmullo.

Respiración lenta y poco profunda.

Pulso débil.

Torpeza o falta de coordinación.

Somnolencia o muy poca energía.

Confusión o pérdida de memoria.

Pérdida del conocimiento.

 

Sin embargo, se pueden tomar varias medidas para minimizar los efectos.

Evita mojarte a toda costa.

El tiempo es esencial, ya que estar mojado en el frío es la vía rápida hacia la hipotermia.

Debes quitarte la ropa mojada INMEDIATAMENTE. ¿Hará frío? Extremo. Pero la temperatura de tu cuerpo bajará rápidamente cuando la ropa esté en contacto con la piel. Por muy contraintuitivo que parezca, si tu ropa está mojada debes desnudarte. Si estás mojado y hace frío, pronto estarás muerto.

Una vez que te hayas quitado la ropa mojada, reemplázala inmediatamente con ropa seca o mantas. Además, comienza a saltar para aumentar la frecuencia cardíaca.

Trata de encender un fuego rápidamente, cada segundo cuenta.

Continúa controlando tus signos vitales, respiración y pulso.

Si eres capaz de iniciar un fuego, coloca tu botella de agua metálica en las brasas del fuego. Si dispones de poca agua o ninguna en absoluto, llénala con nieve.

Deja que la botella de agua se caliente al tacto. Luego, vacía una pequeña cantidad en una taza y dale a la persona afectada sorbos del líquido tibio.

Deja el resto del agua caliente en la botella y envuelve la misma en una tela seca. Colócala pegada al cuello, pecho o ingle del individuo hipotérmico.

Si todo lo demás falla, usa el contacto piel a piel (si no estás solo).

 

Este es un escenario nefasto que debe evitarse a toda costa.

No intentes cruzar el hielo si no estás seguro de que pueda soportar tu peso. Es mejor evitar cruzar, ya que el riesgo-recompensa no merece la pena.

Si tienes que mojarte o tienes que cruzar un curso de agua, desnúdate, impermeabiliza tu ropa y asegúrate de que permanezca seca mientras cruzas. Sujétalos por encima de la cabeza o haz una balsa. Asegúrate de tener los medios para encender una fogata en el otro lado.

Protégete de la lluvia helada o aguanieve tan pronto como sea posible.

 

3.- SOBREVIVIR A LA HIPOGLUCEMIA.

Hipoglucemia significa poca glucosa, que es una forma de azúcar, en la sangre. El cuerpo necesita glucosa para tener suficiente energía. Después de comer, la sangre absorbe la glucosa. Si ingieres más azúcar de la que tu cuerpo necesita, los músculos y el hígado almacenan la que no se usa.

La combinación de frío, estrés y esfuerzo físico agotará tus reservas energéticas.

Cuando el cuerpo se expone al frío, automáticamente comienza a convertir la energía en calor. Una forma de hacerlo es mediante un temblor incontrolable. El temblor, es tu cuerpo usando energía para tratar de crear calor..

En situaciones de supervivencia tu cuerpo se estresa. Un cuerpo estresado toma las reservas de grasa y las convierte en energía rápida. Hace esto para proporcionar a tu cuerpo toda la energía que necesita para reaccionar. Tu cuerpo se está preparando para la acción y es un tremendo desperdicio de energía en climas fríos.

Entre el frío y el estrés, los recursos energéticos disponibles de tu cuerpo se agotarán rápidamente.

Esto es muy peligroso y la pérdida masiva de carbohidratos causará un nivel bajo de azúcar en la sangre, lo que conduce a la hipoglucemia.

Ser hipoglucémico puede causar confusión mental y arritmias cardíacas. Esencialmente afectará a tu toma de decisiones, lo cual siempre es malo para la supervivencia.

Para evitar la hipoglucemia en clima frío es necesario mantener los niveles de combustible del cuerpo.

Come muchos azúcares simples y carbohidratos. Si no lo haces, entonces un rescate rápido es lo mejor.

Tratar de encontrar comida en un ambiente de clima frío es una de las tareas de supervivencia más difíciles. Además, a menudo puedes agotar más energía de la que vas a ganar.

Los alimentos con mayor cantidad de azúcares simples son: fruta, bollería, caramelos, chocolatinas y miel.

Ten en cuenta que si te encuentras en clima frío durante un período prolongado, el agotamiento de energía es una amenaza importante.

 

4.- SOBREVIVIR A LA DESHIDRATACIÓN.

Un peligro menos conocido en clima frío. Normalmente se asocia la deshidratación con climas cálidos.

Aunque esta asociación es mayormente cierta, no significa que pueda ser ignorada en climas fríos.

Cuando tienes frío, lo último que tu cuerpo te dirá es que necesita agua. Así que puedes deshidratarse sin darte cuenta.

Pero la hidratación es esencial para mantener el sistema nervioso en adecuado funcionamiento.

Otro riesgo en climas fríos es que se sequen excesivamente las membranas mucosas. Si tu nariz y garganta se secan mucho, aumentas el riesgo de contraer una infección de las vías respiratorias altas (resfriado común) o gripe. En condiciones difíciles, la gripe puede matarte, pero incluso un resfriado común te debilitará y te pondrá en mayor riesgo. Así que bebe mucha agua!.

La buena noticia es que la mayoría de las situaciones en clima frío incluyen nieve. Esta nieve puede derretirse por medio de un fuego o utilizando el calor del cuerpo. Sin embargo, debes tener cuidado cuando derritas nieve usando el calor corporal. Usar tu propio calor corporal exacerbará la hipotermia.

Nunca comas nieve cuando te encuentres en un clima frío.

La nieve fría ingerida forzará a tu cuerpo a calentarla desde adentro. Este proceso desperdicia energía y acelera la aparición de la hipoglucemia. También enfría el core, lo que acelera la aparición de la hipotermia y puede provocarte quemaduras en la boca.

Con un consumo adecuado de alimentos y agua, tu cuerpo tiene las reservas de energía que necesita para combatir el frío.

 

OTRAS MEDIDAS NECESARIAS.

  • Protege tu cuerpo mediante capas.

La piel expuesta es mortal para los humanos. No tenemos piel o grasa suficiente para protegernos. Así que necesitamos añadir capas de ropa.

La ropa apropiada puede evitar  situaciones potencialmente mortales.

La ropa (y la piel) limpia pueden ayudar a tu cuerpo a regular su temperatura central a través del aislamiento. Un par de calcetines limpios pueden calentar rápidamente todo el cuerpo.

Evita el SOBRECALENTAMIENTO. Cuando tu cuerpo comienza a sobrecalentarse, comienzas a sudar. En clima caluroso, esto es esencial porque a medida que el sudor se evapora enfría el cuerpo. Pero en climas fríos enfriar el cuerpo es el efecto opuesto al que queremos. El sudor refrescará el cuerpo y puede congelarse, acelerando los efectos del frío.

La ropa suelta permite una mejor circulación de la sangre y ayuda a mantener las extremidades calientes.

La ropa en capas te permite desprenderte de una o dos capas cuando comienzas a sobrecalentarte. El sobrecalentamiento es un problema común cuando se busca comida y agua o cuando se construye un refugio.

Cuando la ropa está suelta y en capas, permite un poco de aire entre las capas. Este aire atrapado ayuda a proporcionar capas adicionales de aislamiento.

  • Mantén tu ritmo cardíaco.

Varios factores afectan la frecuencia cardíaca en reposo de una persona. Estos factores pueden incluir el uso de medicamentos, la temperatura, la posición del cuerpo y el peso.

En general, el clima frío disminuye la frecuencia cardíaca. Esto, a su vez, disminuye el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Un flujo sanguíneo más lento resulta en una disminución de la temperatura corporal. Sin embargo, aquí hay que tener cuidado de no subir la frecuencia cardíaca tanto como para empezar a sudar.

  • Cubre las áreas expuestas del cuerpo.

Tener la piel expuesta a los elementos puede ser una manera rápida de perder el calor del cuerpo. La pérdida de calor radiante se debe a la piel expuesta o a la exposición directa al agua fría o a la nieve.

A menudo nos preocupamos por cubrir nuestra cabeza y manos con gorros y guantes y olvidamos evitar la exposición del cuello y oídos. Esto es un error en clima frío, ya que drena rápidamente el precioso calor.

Sí, taparse los oídos debilitará uno de tus cinco sentidos. Necesitas escuchar para detectar amenazas no visibles, pero cubrirlos te ayudará a mantener grandes cantidades de calor.

Si formas parte de un grupo, podríais turnaros para cubriros los oídos.

  • Refugio.

Un refugio es crítico. Pero no todos los refugios contra el frío son iguales.

Necesitas un lugar donde protegerte del viento, la lluvia o nevadas, encender un fuego y retener el calor.

Si no tienes la suerte de tropezar con una cabaña, puede que encuentres una oquedad o una cueva. Si estas no son opciones disponibles, entonces es posible que necesites construir un refugio sencillo para sobrevivir .

Cada año mueren más personas por exposición a los elementos que por inanición y deshidratación combinadas. Así de importante es el refugio para tu supervivencia.

Si la nieve está fácilmente disponible (y se puede prensar) puedes construir un iglú.

Si estás cerca de árboles de hoja perenne y nieve profunda, es posible que te proporcione un refugio en la base de los árboles.

También puedes construir un simple refugio con ramas si el área en la que te encuentras tiene lo que necesitas.

Si no hay nada más disponible, encuentra una pequeña cordillera donde el viento sopla por encima de ti y no contra ti.

Ten siempre contigo 3 opciones para encender un fuego y sé un experto en cada una de ellas. En climas fríos, los encendedores tienden a fallar. En lugar de desperdiciar energía necesitas pasar a la siguiente opción. Como último recurso debes dominar la técnica de encendido por fricción con palos.

Puedes encender un fuego en el lugar en el que vas a dormir, cuando se hayan formado ascuas, tápalo con la suficiente tierra para que al tumbarte sobre ella sientas el calor pero no llegue a quemarte.

  • Come grasas.

Las actividades en climas fríos requieren un montón de calorías para mantenerte en marcha. Si tu dieta típica consiste en 2000 calorías diarias, debes planificar triplicarla en supervivencia en clima frío. La grasa es una excelente manera de obtener muchas calorías.

No desperdicies nada. Si fríes cualquier carne grasa, guarda la grasa extraída para quemarla en tu refugio o simplemente para comerla.

  • Bebe líquidos tibios.

Si estás refugiado durante la noche, haz té o café, o bebe caldo o sopa caliente. Independientemente de lo que bebas caliente, tu cuerpo no necesitará quemar calorías adicionales de la dieta para mantener la temperatura corporal.

  • Necesitas sal.

Un correcto equilibrio electrolítico es necesario, entre otras cosas, para regular la temperatura corporal. Ayuda a regular la presión arterial, la circulación y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso.

  • Evita las malas decisiones.

El equipo es importante, pero si te centras sólo en el equipo, entonces estás cometiendo un terrible error. El equipo por sí solo no puede llevarnos a ningún lado. Los artilugios de supervivencia más geniales no nos salvarán si no conocemos la supervivencia en climas fríos.

Así que la primera y mejor preparación para la supervivencia en climas fríos es la fortaleza mental. Estar mentalmente preparado para los desafíos que la Madre Naturaleza nos presentará.

La preparación mental comienza con la comprensión de tus fortalezas y debilidades. Esta comprensión proviene de experiencias pasadas.

¿Alguna vez has probado a encender un fuego sin encendedor o cerillas? ¿Alguna vez te has movido por terreno salvaje durante una tormenta de nieve? ¿Ha sobrevivido alguna vez a una caída en hielo y has evitado la hipotermia?.

Evaluar tus habilidades de supervivencia en clima frío antes de que las necesites te permite concentrarte en aquellas que necesitas practicar. Determina en qué habilidades te sientes más seguro y en cuáles no. Luego entrena las más débiles en un clima más suave y seguro.

  • ¿Qué pasa con las decisiones de los demás?.

Si te encuentras en un clima frío, siempre es mejor si estás en grupo. ¿Verdad? Depende.

Si tu grupo está bien informado entonces sí, es mejor. Pero si no están capacitados y tienen miedo, pueden forzar malas decisiones. Es aún peor si sienten la necesidad de liderar.

Así que también debes evaluar las habilidades de supervivencia en climas fríos de tu grupo. Eres tan fuerte como tu eslabón más débil.

Pero, ¿qué sucede cuando tu grupo se compone de nuevos conocidos o extraños?. Podrías estar tratando de sobrevivir al frío con alguien que nunca ha estado expuesto a la vida real en la naturaleza.

Obviamente, no podemos conocer a todo el mundo, pero deberíamos conocer a nuestros nuevos miembros del grupo. Esto se consigue mediante una excursión previa. Estos viajes suelen ser de corta duración y en climas templados.

Un viaje preparatorio es una manera de comprobar las fortalezas y debilidades de los nuevos miembros del equipo.

  • ¿Qué pasa si estás solo?.

Entonces es crucial dejarse de tonterias y evaluar tus habilidades de supervivencia en climas fríos. Deja a un lado tu ego porque no habrá nadie a quien impresionar cuando estés solo y tu vida esté en riesgo. O sobrevives o no sobrevives.

Deberías relacionarte íntimamente con tu equipo de supervivencia. Tu vida puede depender de ello. La mayoría de nosotros hemos reunido diferentes piezas de equipo de supervivencia a lo largo de los años, o tal vez fuiste a la tienda de artículos deportivos y compraste un “kit de supervivencia” con descuento.

Algunos botiquines de supervivencia funcionan como un primer paso para eventos que no suponen un peligro para la vida. Pero la mayoría no son suficientes para sobrevivir en climas extremadamente fríos.

Prueba todo tu equipo antes del viaje. Uno podría pensar: “He visto a Bear Grylls hacerlo cientos de veces. Si él puede hacerlo, no tendré problemas para hacerlo”. ¡INCORRECTO!

Cada pieza de equipo varía de una marca a otra y de modelo a modelo.

Los calentadores de manos funcionan muy bien pero hay pasos para sacarle el máximo partido.

Primero. Ábrelos de 30 a 45 minutos antes de usarlos. Esto permite que la reacción química comience porque se activan por la exposición al aire.

Segundo. Colócalo alrededor del cuello. La arteria carótida se encuentra cerca de la superficie de la piel. Si puedes calentar la sangre, ésta transferirá el calor al resto de tu cuerpo. Nunca coloques estos calentadores químicos directamente sobre la piel.

Cuando los calentadores de manos están cubiertos, ya no están expuestos al aire, lo que significa que empiezan a perder calor. Por lo tanto, debes volver a exponerlos al aire, aplastarlos un poco y luego volver a colocarlos en la parte escogida.

Conocer los intrincados detalles de tu equipo de supervivencia te prepara para sobrevivir en climas fríos.

  • Trata de evitar el estrés.

Permanece en calma. Debes tratar de mantenerte concentrado y calmado cuando el clima se pone duro.

Cuando estamos estresados, nuestros niveles de ansiedad aumentan. La ansiedad causa malestar en nuestros cuerpos. Esta incomodidad hace que te concentres en tu angustia emocional en lugar de en la supervivencia.

El frío no sólo causa malestar físico sino que puede causar angustia mental. Eso se puede prevenir fácilmente con un poco de investigación, o ser perjudicial cuando no se está preparado.

 

OTROS ASPECTOS A TENER EN CUENTA.

  • Estudiar el terreno y los patrones climáticos locales.
  • Todo terreno es único. Cada región tiene sus propios patrones climáticos conocidos. Es importante entender estos aspectos de las áreas que frecuentas.
  • El terreno de las montañas varía por zonas.

 

ANTES DE EXPONERTE A UN CLIMA FRÍO DEBES:

  • Evaluar tus habilidades actuales de supervivencia en clima frío.
  • Hacer una lista de las habilidades que necesitas mejorar.
  • Planear un viaje donde puedas practicar estas habilidades en una condición relativamente segura y controlada.
  • Revisar dos veces que llevas suficientes alimentos que te aporten azúcares simples y carbohidratos.
  • Realizar una evaluación de tu equipo para clima frío.
  • Añadir o actualizar el equipo según sea necesario.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.