RESEÑA: TORMENTA SOLAR. GUÍA DE AUTOPROTECCIÓN FAMILIAR (I).

“Esta guía no es una guía de supervivencia”. Con éstas palabras se define perfectamente el espíritu del libro que tengo entre manos. En éste primer volumen publicado en 2018 de la trilogía titulada Guía de autoprotección familiar, se explican las acciones necesarias previas a un evento Black Swan, concretamente y como su propio título indica a una tormenta solar, que debemos llevar a cabo para evitar encontrarnos en un escenario de “supervivencia” y que podamos sobrellevar la situación con ciertas garantías de éxito y normalidad el tiempo necesario para que las aguas vuelvan a su cauce, lleve ésto días, semanas, meses o años.

El proyecto llevado a cabo por la Asociación Española de Protección Civil para el Clima espacial (AEPCCE), comprende tres volúmenes. En los dos siguientes tienen previsto abordar el “durante” y el “después” del evento.

Tras la lectura de ésta guía, la cual se ha llevado a cabo con gran interés, tanto por los temas desarrollados en la misma como por la profundidad en que han sido desarrollados, puedo decir que no es sólo una guía de preparación válida para una tormenta solar (amenaza tan infravalorada como catastrófica), sino que puede aplicarse a cualquier tipo de amenaza/as para la/las que decidas prepararte.

La guía no viene adornada con un formato ostentoso, sino que se centra en presentar la información de manera clara y precisa, tipo libro de texto, con imágenes e ilustraciones en blanco y negro, es decir, prima el contenido sobre el continente. Además podemos apreciar un lenguaje sencillo y bien redactado.

Como bien resumía la cita al comienzo de ésta reseña, no es una guía de supervivencia, sino que pretende prevenir aquellas situaciones potencialmente mortales que enfrentaríamos si no tomásemos precaución alguna ante un evento como el GIC (Geomagnetical Induced Current) provocado por una eyección de masa coronal del Sol (CME), por lo que no es un libro para llevar en la mochila, es un libro para consultar y aplicar antes y durante la preparación.

Muchos llamamos “preparación” a lo que en la guía muy acertadamente se denomina “autoprotección” y sobre la que nos recuerda que: “la autoprotección familiar no es un planteamiento de todo o nada, sino de ir introduciendo mejoras por poco a poco que sea”, además de incidir en sus páginas en la utilización del sentido común al aplicar las técnicas que en las mismas expone ya que no todo es aplicable a cualquier situación.

Primeramente nos presenta con detalle a la amenaza, a la tormenta solar. Explica el “cómo”, el “por qué” y el “cuándo” de la amenaza, así como los posibles resultados que podemos esperar tras el evento. Consecuencias y efectos de las que muchos ni siquiera somos conscientes o no hemos valorado en su justa medida, con las derivadas amenazas para nuestra preparación, salud y seguridad que ésto conlleva. Información muy necesaria e interesante para aquellos que no sólo quieran saber “qué” o “cómo” sino también el “por qué” o “para qué” de sus preparativos.

Despejaremos también muchas dudas debidas a bulos o desinformaciones popularmente extendidas sobre lo que puede o no puede hacer un GIC o cómo éste puede afectarnos.

Las tres cuartas partes restantes de sus 200 páginas están dedicadas a exponer y explicar las medidas de autoprotección propiamente dichas y aunque se centra en la situación específica de España, las acciones propuestas son aplicables en cualquier área geográfica. Y ya que hablamos de España hay que decir que, mientras países europeos como Alemania o Dinamarca han establecido planes de contingencia contra ésta amenaza, España aún no ha hecho nada al respecto, con la excepción de Extremadura y ésto, únicamente tras la insistente labor de la AEPCCE.

La guía no sólo te presenta las directrices o pasos a seguir para la autoprotección sino que también aporta opciones alternativas, lo cual resulta muy útil ya que te ahorrará tiempo de investigación.

Es un libro tan exhaustivo en todos los aspectos de la preparación que, para que te hagas una idea, hasta tiene en cuenta el tipo de suelo por zonas geográficas que incrementan o minimizan los efectos del GIC.

En los materiales que recomienda utilizar hace referencia a productos concretos (marca y modelo) para evitar de ésta forma confusiones o malentendidos. También proporciona enlaces web para la ampliación de información, aplicación de la misma y/o despeje de dudas.

Trata temas que, por desgracia, poco o nada tenemos en cuenta, tales cómo el aspecto psicológico o la gestión de pólizas de seguros, por ejemplo.

Sí que es cierto que, en algunos casos, en su afán por la explicación concienzuda resulta redundante lo que, por otra parte, también ayuda a fijarlo en la memoria.

Como puntos flacos, además de algunas erratas de imprenta poco destacables, señalaría que aborda únicamente la opción de evacuar hacia “lugar seguro” y no contempla otras opciones, como la de aquellos que no disponen de lugares alternativos a los que evacuar, pero es de esperar que sea desarrollado en futuras entregas de ésta trilogía.

También, apuesta por la opción litoral descartando completamente la montaña como zona segura, algo en lo que no todos estaremos de acuerdo, aunque reconoce la alta competencia humana por los recursos de la costa (zonas densamente pobladas y a las que la mayoría de personas se dirigirían por la, en teoría, facilidad de obtención de recursos).

En definitiva y en conjunto diría que la Guía de Autoprotección Familiar (I) permite planificar completamente desde 0 una estrategia de supervivencia sin omitir un solo paso, aspecto o detalle del mismo y es excelente para estructurar ideas y darle forma concreta y cohesión a un plan abstracto.

Confirma algunos conocimientos y técnicas, otros los matiza o desmiente, cuando no te descubre otros nuevos.

Es especialmente útil para todas aquellas personas sensatas que deciden prepararse y se encuentran ante la falta de publicaciones en español sobre el tema.

En definitiva, obra completa. Siguiéndola podrás estar seguro de contar con una preparación adecuada que te aportará muchas posibilidades de sobrevivir con éxito.

Te recomiendo que pruebes la técnicas, que las pongas a prueba, tanto para aprenderlas, conocerlas y adecuarlas a tus necesidades personales como para perfeccionarlas o descartarlas en pos de otras que se adapten mejor a tus circunstancias o medios.

La publicación me ha sorprendido gratamente ya que esperaba encontrar información muy básica y superficial sobre la forma de prepararse, pero analiza con detalle y en profundidad, con coherencia y sentido común cada detalle de la preparación incluso algunos temas que ni de lejos esperaba encontrar en un libro de Protección Civil.

Estoy convencido de que tanto yo como otras personas interesadas en preparar una estrategia de autoproteccion, aprenderemos mucho y nos descubrirá o ampliará aspectos, procedimientos y conceptos.

Seguro que, como yo, estaréis impacientes por ver cómo se desarrollan los siguientes capítulos de esta trilogía, mientras tanto a “seguir ocupándonos y no preocupándonos”.

 

Protección Civil AEPCCE YouTube

Facebook: Observatorio del Clima Espacial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.