LA EPIDEMIA DE CORONAVIRUS DURARÁ 2 ó 3 MESES MÍNIMO Y PODRÍA ALARGARSE 1 AÑO O MÁS.

Las autoridades sanitarias de China advierten de que las dos próximas semanas son cruciales para contener esta nueva neumonía, tan virulenta como el sida o el Ébola.

Con 170 muertos y casi 8.000 contagios del nuevo coronavirus confirmados hasta ahora, China y el resto del mundo se enfrentan a una de las peores epidemias de las últimas décadas. Por sus características, es una neumonía que recuerda al SARS, el síndrome respiratorio agudo y severo que se cobró casi 800 vidas entre 2002 y 2003, la mayoría en China y Hong Kong. Pero, por su rapidez para propagarse, podría parecerse más al Ébola o incluso al sida. Así lo cree el doctor Zhang Wenhong, jefe del equipo médico encargado de contener la enfermedad en Shanghái.

Tal y como explicó el miércoles en una comparecencia con medios locales, el coronavirus 2019-nCov es al menos el doble de virulento que el Ébola y casi tanto como el sida, informa el portal de noticias Sixth Tone. En las redes sociales chinas, el doctor Zhang se ha vuelto muy popular por su claridad en exponer el problema y, sobre todo, por no cortarse en recordarle a los miembros del Partido Comunista que su obligación ahora es cumplir con su juramento e ir a la primera línea de batalla para ayudar al pueblo. Pero, aparte de este tirón de orejas, lo más interesante son los tres escenarios que pinta para la epidemia, que podrían titularse el bueno, el feo y el malo.

En el mejor de los casos, y siempre que funcionen las cuarentenas masivas y las restricciones de movimientos, calcula que no se podrá controlar la epidemia hasta dentro de dos o tres meses. Para ello, haría falta que se detuvieran los contagios en las dos próximas semanas o un mes, que se presentan cruciales para contener la propagación de la enfermedad. «Esta, desde luego, es la situación más optimista», reconoció Zhang, quien no descartó otros dos escenarios peores.

El primero de ellos sería una solución intermedia. «Eso significa que controlamos parcialmente la epidemia, con los casos todavía aumentando pero a un ritmo más suave. Así, las medidas antiepidémicas podrían durar de seis meses a un año, como en el SARS», aventuró. Pero la tercera posibilidad que contempla, más aterradora, es el fracaso. «Eso significa que el nuevo virus evolucionaría hasta convertirse en una enfermedad estacional, lo que sería muy peligroso», advirtió preocupado.

Para que eso no suceda, considera esencial controlar la cadena de transmisión del virus, ya que hasta ahora todos los casos están ligados a la ciudad de Wuhan, el epicentro de la epidemia puesto en cuarentena junto al resto de la provincia de Hubei. «Debemos tener mucho cuidado. Si una región de repente tiene un número de casos cuya fuente de transmisión no puede ser identificada, o si presenta una segunda o tercera fuente de generación con el virus mutando, eso significaría que la epidemia ha empezado a circular internamente en dicho lugar», alertó el doctor Wang. En su opinión, esos «mini-epicentros» serían muy graves porque, «si eso ocurriera, tendríamos que declarar el fracaso de la campaña de prevención en esa región y pasar al siguiente nivel: no centrarnos solo en los casos importados de Wuhan, sino analizar a cualquier paciente con fiebre».

Como especialista en enfermedades infecciosas en el hospital de Huashan, afiliado a la prestigiosa Universidad de Fudan, y posdoctorado en Harvard, también aclaró que había que poner en contexto el aumento constante de infectados desde la semana pasada. «El creciente número de pacientes confirmados estos días, especialmente en Wuhan, se debe a la mejores capacidades de detección. Ahora, cualquiera que esté enfermo o piense que lo está es evaluado por el personal sanitario y tiene una mayor posibilidad de acceder a las pruebas del nuevo coronavirus», señaló. Con el fin de paliar la falta de medios en los hospitales, admitida oficialmente, las autoridades han aprobado dos nuevos kits de pruebas que se suman a los cuatro ya existentes, entre ellos de laboratorios españoles.

Aunque el doctor Zhang coincide con los expertos más pesimistas, que temen una propagación «muy rápida» del coronavirus si no se controla, confía en que las draconianas medidas adoptadas por China sirvan para romper sus cálculos matemáticos y consigan frenar esta nueva epidemia que podría ser tan mortal como el sida o el Ébola.

 

 

Origen: La epidemia del coronavirus durará dos o tres meses como mínimo y podría alargarse un año o más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .