PRINCIPIOS BÁSICOS PARA HACER FUEGO.

 

Principios fundamentales que se suelen pasar por alto o se desconocen, y que suponen una gran diferencia entre conseguir encender un fuego o fracasar, con las consecuencias que acarrea para la supervivencia dicho fracaso.

 

4.2.2.2.- COMBUSTIBLES MANTENEDORES.

2Se considera combustible cualquier cosa que arda.

Como norma general, cuanto más pesada es la madera más calor da, esta norma es aplicable tanto para la madera muerta como para la verde. Mezclar madera seca con la verde hace que el fuego sea duradero. La madera húmeda a veces tiene ventajas como producir humo que ahuyenta a las moscas y mosquitos y arde más tiempo. Para secar la madera húmeda puedes colocarla en un soporte improvisado sobre el fuego, pero no demasiado cerca para que no se encienda. También puedes poner troncos verdes formando un cierto ángulo a los lados de la fogata, abriéndose en la dirección en que viene el viento para acelerar la combustión de un fuego lento mientras los secas.

Sigue leyendo

4.2.2.1.- COMBUSTIBLES ACTIVADORES.

3Se considera combustible cualquier cosa que arda.

La leña menuda es la que se utiliza para levantar las llamas de la yesca para que puedan quemarse materiales mayores y menos combustibles. Algunos activadores son:

  • Astillas.
  • Arbustos secos.
  • Grasas y aceites.
  • Cartones.

La mejor leña menuda es la compuesta por ramas pequeñas y secas, siendo preferibles las maderas blandas, ya que se encienden con rapidez.

Las que contienen resina arden enseguida y abrevian el proceso de encender fuego. Los inconvenientes de las maderas blandas son que tienden a producir chispas y se consumen con gran rapidez. Puede que necesites más para que el combustible principal arda de forma sostenida. Se consumen pronto si constituyen el combustible principal.

No recojas madera menuda directamente del suelo, ya que casi siempre está húmeda. Cógela de madera muerta que todavía esté en pie, haciendo cortes poco profundos para “desplumarlos” hasta llegar a la parte seca. Al preparar la leña menuda de esta manera se logra que el fuego prenda más rápidamente.

1

4.2.1.- YESCA.

descarga-5La yesca es cualquier tipo de material que precise el mínimo calor para encenderse. Una buena yesca sólo necesita una chispa para arder. Es una buena idea llevar consigo yesca en un recipiente impermeable. Observa siempre dónde hay yesca para recogerla.

 

ORIGEN ANIMAL:

  •  Excrementos muy secos de vaca, camello, caballo, heces pulverizadas de pájaros y murciélagos, etc.
  • Pelo.
  • Plumas, ideal la de los nidos.
  • Nidos de ratones.

Sigue leyendo

4.2.- ELEMENTOS NECESARIOS PARA HACER FUEGO.

images-5Hay que buscar material combustible, no será difícil de encontrar en zonas boscosas y con tiempo seco. Las crecidas acumulan ramas en las orillas de los ríos. Las ramas más bajas de los árboles están, con frecuencia, secas y se rompen con facilidad. En caso de tiempo húmedo debemos buscar en los huecos de los troncos secos, que proporcionan madera podrida que arde bien, en zonas resguardadas al lado de las rocas, caminos, grutas. Si no ha llovido demasiado, quizá logremos madera seca simplemente descortezando las ramas húmedas.

 

4.2.1.- YESCA.

4.2.2.- COMBUSTIBLES.

4.2.2.1.- ACTIVADORES.

4.2.2.2.- MANTENEDORES.

4.2.3.- INICIADORES..

4.1.- PREPARACIÓN DEL LUGAR PARA HACER FUEGO.

  • Elige un sitio resguardado del viento y próximo al refugio.
  • Límpialo de ramas, hojas, musgo, hierva seca y arranca todo hasta que quede una superficie de tierra desnuda.
  • Si la zona está nevada o mojada, construye una plataforma directamente sobre el suelo con piedras o troncos, que sirva de aislante.
  • También podemos usar el “fuego de templo”, que consiste en una plataforma elevada, hecha de madera verde. Cuatro travesaños verticales de apoyo en sus horquillas. Pon a través de ellos una capa de troncos verdes y cúbrelo con varios centímetros de tierra.

 

fuego-de-templo

 

  • Si hay que encender el fuego con lluvia, o hay amenaza de ésta, prepara una techumbre encima de la fogata, con la suficiente altura para que las llamas no la alcancen.
  • Si la tierra está seca y dura, remuévela para facilitar la circulación del aire por la base del fuego.
  • Si hay vientos fuertes excava un hoyo y enciende el fuego en él, rodéalo con piedras para protegerlo, retener el calor y conservar el combustible. Utiliza estas piedras para sostener los utensilios de cocina. Podrás emplear las mismas para calentar la cama.

Evita poner piedras húmedas cerca de los fuegos,especialmente rocas que hayan estado sumergidas en agua, ya que pueden explotar al calentarse. Evita las pizarras y las rocas blandas, prueba otras golpeándolas entre sí. No utilices ninguna que suene a hueco, que sea hojosa o que ese agriete. Si contienen humedad, esta se expandirá más deprisa que la piedra y puede hacerla explotar, haciendo volar fragmentos peligrosos que te pueden hacer perder un ojo si estás cerca del fuego. 

4.- FUEGO

images-12En una situación de supervivencia nuestra vida puede depender de ser capaces de encender y mantener un fuego por múltiples motivos, para cocinar, mantener el calor corporal, conservar alimentos, secarnos, hacer señales, potabilizar agua, protección contra animales salvajes, fabricar o diseñar herramientas, etc. Un aspecto tan importante como saber encender un fuego es el de evitar perder el control sobre el mismo. Si esto sucediese, esta herramienta de supervivencia podría ser motivo de nuestra muerte. Para evitar que el fuego se propague incontroladamente debemos seguir varias normas:

  • No hacer hogueras más grandes de lo necesario, son más difíciles de controlar y mantener.
  • Elimina las ramitas y todo el material combustible en un radio de 2 a 3 m alrededor del fuego.
  • No lo hagas cerca de la maleza, árboles o ramas bajas.
  • Ten siempre cerca un cubo o recipiente con agua y /o rama frondosa para apagarlo rápidamente si fuese necesario.
  • Observa la dirección del viento y protege el fuego mediante la construcción de un parapeto, para evitar que salten chispas y prendan en algún lugar no previsto.

Sigue leyendo