1.3.17.- NUDO DE SANGRE O TONEL.

El “nudo de sangre o tonel”, también llamado “nudo barril”, por el aspecto que presenta una vez terminado. Las vueltas que lo forman le permiten absorber esfuerzos repentinos y le comunican una gran resistencia de rotura. Se utiliza para unir monofilamentos muy finos de igual o similar diámetro; los pescadores reconocen su utilidad en diversas situaciones. Aunque a primer vista parece complicado, no resulta difícil de realizar. Es importante colocar las vueltas ordenadamente y mantener el nudo flojo mientras las hace para no sobreponerlas. Una vez apretado, es un nudo casi imposible de deshacer. Durante años los fabricantes de aparejos guardaron celosamente el secreto de su confección para sí mismos. Fue Jack Purvis, un ingeniero naval, quien desmontó el nudo sección por sección y lo examinó bajo el microscopio; de esta forma fue descubierta la estructura del nudo, y pasó al mundo de la pesca cuando se publicó en una revista en 1910.

 

Elaboración: Ponga los dos chicotes paralelos (1). Coja el chicote de la izquierda y dé dos o tres vueltas en torno al otro (2). Pliegue ahora el chicote hacia atrás e insértelo entre las dos cuerdas en el punto inicial de cruzamiento(2). Repita este proceso con el chicote de la derecha (3). El nudo está ya completo, pero sin tensar (3). Antes de apretarlo, asegúrese de que sea perfectamente simétrico. Para apretarlo, tire de los chicotes primero y después de los firmes de las dos cuerdas (4).

 

Captura

1.3.16.- NUDO MARIPOSA.

Este nudo es utilizado por montañeros y escaladores. Se realiza alrededor de la cuerda y, a causa de su simetría, se mantiene perfectamente bien en cualquier situación. Se realiza con rapidez y se deshace con facilidad, no se desliza y la gaza no muerde cuando el nudo se aprieta. Su mayor desventaja es que resulta difícil de hacer; y el uso de la “vuelta italiana” ha significado que la “gaza de mariposa” haya perdido parte de su popularidad.

 

Captura

1.3.14.- LIGADA SIMPLE.

Hacer una ligada consiste en unir dos cabos o bien dos partes de un mismo cabo mediante una piola o cabo fino, con el que se darán una serie de vueltas sobre él o los cabos a unir formando una gaza. Ante todo se debe preparar la piola con que haremos la ligada. Para ello hay empezar por hacer una gaza con la piola pasando el chicote de la misma piola dos o tres veces por dentro de los cordones, tal como aparece en la figura previa.

 

Elaboración: Se pasa el chicote antedicho por dentro de la gaza de la piola y ya se pueden dar vueltas alrededor del cabo o de los cabos a ligar. Terminadas las vueltas, se le pasa por dentro de ellas y se le dan varias vueltas en sentido vertical a la ligada. Se anuda el chicote o simplemente se le pasa un par de veces por debajo de las vueltas cruzadas sobre la ligada para que quede inmovilizado.

 

Captura

1.3.13.- LIGADA COSIDA.

Igual que la anterior, pero más sólida, la “ligada cosida” tiene la particularidad de elaborarse con ayuda de una aguja de velero por medio de la cual se unirá la piola al cabo, obteniéndose una robustez considerable.

 

Elaboración: Una vez planteada la forma que se dará a la gaza, con el extremo de la piola anudado para evitar que se despase, se atraviesa con la aguja uno de los dos cabos que formarán la gaza a la altura inferior de lo que será la ligada terminada. Luego se atraviesan en sentido inverso los dos cabos en el límite superior de la ligada. Se acaba con varias pasadas cruzadas a la ligada, se atraviesa dos o tres veces el cabo con la pila y se corta al ras.

 

Captura

1.3.12.- GAZA EN OCHO.

Mientras el “as de guía” viene bien en casi todos los casos donde se necesita una gaza, en cabos sintéticos resbaladizos puede no agarrar muy bien, pudiendo ser sustituido por el “nudo de ocho con gaza”. Con frecuencia se utiliza este nudo cuando se necesita una gaza a mitad de un cabo, y es más rápido de hacer que el “as de guía por seno”. Tiene diversas aplicaciones, y es usado con frecuencia por los escaladores para fijar las cuerdas a los mosquetones. Sus desventajas – es difícil de ajustar y no se deshace fácilmente después de haber estado sometido a tensión son contrapesadas por su utilidad.

 

Elaboración: En este caso se anuda un simple nudo de ocho con un seno del cabo mejor que con el chicote. Si tiene que hacerse a través de un ojo o anilla o sobre un objeto por donde una gaza no puede encapillarse, se utiliza el método de anudar un ocho dejando un chicote muy largo y duplicarlo en dirección contraria, dejando el ojo o anilla encerrado con una oportuna gaza en el chicote.
Los dos métodos dan idéntico nudo.

 

Captura

1.3.11.- GAZA EN OCHO TRENZADA.

Esta variante de la “gaza en ocho” se utiliza con frecuencia en escalada para sujetar algo a una cuerda o para asegurar a los escaladores del grupo.

 

Elaboración: Se realiza igual que la gaza en ocho, pero debe añadirse un nudo de tope cuando se utiliza la gaza en ocho trenzada para atar una línea.

 

Captura

1.3.10.- GAZA DE PESCADOR.

La gaza de pescador, tal como su nombre indica, es utilizada profusamente por los pescadores, aunque los campistas también encuentran en ella una gran variedad de usos, tanto para colgar cualquier objeto como para asegurar las cuerdas a los palos o a las clavijas. Se conoce también con el nombre de “gaza perfecta”, y sus principales ventajas son la facilidad de ejecución, no se desliza y resulta fuerte y estable. Es, sin embargo, algo abultada, lo que la hace más adecuada para utilizarla con líneas de pesca o en finas cuerdas sintéticas. La “gaza de pescador” resulta difícil de deshacer y propensa a apretarse, lo cual hace que no sea utilizada en el mar.

 

Captura

1.3.9.- ENCAPILLADURA TRIPLE O NUDO ENCAPILLAR.

El “nudo de encapillar” puede utilizarse para atar los obenques al mástil de emergencia, erguir temporalmente el asta de la bandera y muchas otras aplicaciones similares. Se forman tres lazos y se entrecruzan, de tal modo que la parte izquierda del inferior solape el lado derecho del superior en el medio de la gaza central. Estas dos partes se llevan hacia fuera, en el modelo de tejer, como se muestra, tirando de la parte superior de la gaza central. De este modo se consiguen tres gazas y dos firmes, los cuales pueden enlazarse para formar más gazas. El mástil o palo se encapilla en el centro del nudo resultante. Los obenques o vientos se enganchan a las gazas del nudo con “vuelta de escota”.

 

Captura

1.3.8.- COSTURA DE GAZA.

La “costura de gaza”, es decir la gaza hecha a base de trenzar los diferentes cordones del cabo, es la forma más segura de hacer un bucle u ojo fijo en el extremo de un cabo. Tienen una infinidad de aplicaciones. Suele utilizarse para amarras fijas, en los extremos de las drizas, amantillos, contras y escotas, siempre que estén constituidas por un cabo de varios cordones. Si está bien confeccionada es muy resistente, no se deshace nunca, y si se la protege mediante un guardacabos tiene una gran duración Sigue leyendo

1.3.7.- CORONA DE TRES PARTES.

Este nudo, seguro y robusto, se utiliza por los campistas para colgar alimentos y objetos, y puede usarse como nudo decorativo para colgar cualquier cosa. No se usa prácticamente en el mar, ya que resulta bastante difícil de deshacer cuando ha estado sometido a tensión.

 

Captura