1.6.29.- VUELTA RODANTE.

Este nudo, también conocido como “vuelta magnus o de caja del ancla”, es básicamente un ballestrinque en que se repite la primera vuelta. Se utiliza tanto en el mar como en escalada y es la mejor forma de asegurar una cuerda pequeña a otra más gruesa que está bajo carga. Cuando la cuerda ligera es perpendicular a la más fuerte, el nudo puede deslizarse fácilmente a lo largo de la misma, pero permanecerá en su lugar tan pronto como se efectúe un esfuerzo lateral sobre la cuerda más fina. Si coloca la mano sobre el nudo y lo desliza sobre la línea gruesa, al llegar al final se deshace, quedando una longitud de cuerda recta. Es más seguro que el ballestrinque para amarres provisionales y puede utilizarse para elevar tubos y otros objetos.

 

Captura

1.6.28.- VUELTA REDONDA Y DOS MEDIOS COTES.

Este nudo es fuerte, fiable y nunca se aprieta. Esto lo hace muy versátil; puede utilizarse para asegurar una línea a una anilla, anzuelo, poste, palo, mango, barra o viga. Sirve para amarrar botes con seguridad y soporta fuertes cargas. Tiene otras ventajas, una vez que un chicote ha sido asegurado con una “vuelta redonda y dos medios cotes”, sobre el otro puede hacerse un segundo nudo. Esto resulta especialmente útil cuando se aseguran cargas voluminosas y pesadas sobre el portaequipajes del coche.

 

Captura

1.6.27.- VUELTA ITALIANA.

La “vuelta italiana” es un nudo de escalada nuevo, utilizado para amarres, que fue introducido en el léxico de los alpinistas en el año 1974. Su ventaja principal es que permite absorber la energía de una caída. El mayor inconveniente de este nudo, conocido también como “vuelta deslizante de anilla”, o “vuelta de fricción munter”, es que resulta fácil confundirse al realizarlo.

 

Elaboración: Se pasa la cuerda alrededor y a través del mosquetón y el escalador puede comprobar que ésta está cerrada. La cuerda de escalada puede aflojarse o apretarse para dar o quitar tensión cuando se requiera. Es la forma admitida oficialmente de sujeción (esto es, fijar una cuerda de rescate alrededor de una roca o una argolla) por la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo.

 

Captura

1.6.26.- VUELTA DE RIZÓN O REZÓN.

Es un nudo específico para la unión de un cabo con una argolla o con una verga. Presenta la estimable característica de que es muy fácil de deshacer, incluso cuando el cabo está mojado y ha sido azocado, lo que suele ser el caso de los cabos que han servido para amarrar un ancla o rezón que haya estado trabajando. (De ahí el porqué de su nombre).

Elaboración: Se dan dos vueltas con el chicote sobre la argolla y se pasa el extremo del chicote por detrás del firme. Se introduce el extremo del chicote por dentro de la primera vuelta y por delante del firme. Se azoca y se da una segunda vuelta alrededor del firme, azocándolo a su vez. Una vez acabado el nudo, se puede asegurar mediante una ligada.

 

Captura

1.6.25.- VUELTA DE POSTE.

La “vuelta de poste” es una vuelta limpia y práctica para asegurar objetos a un poste -la más adecuada para amarrar temporalmente un bote-. La gran ventaja de esta vuelta es que resulta muy rápida de hacer.

 

Captura

1.6.24.- VUELTA DE MANIOBRA.

Se le conoce también como “vuelta de cornamusa”, ya que es el medio más adecuado de afirmar un cabo a una cornamusa. Es uno de los nudos más frecuentemente empleados a bordo. La “vuelta de maniobra” es fácil de hacer y deshacer y debe ser conocida por toda la tripulación. Para asegurarla se suele acabar de modo que la última vuelta se aguante sobre sí misma y en la misma dirección con que se había empezado, para que así quede de forma simétrica.

 

Elaboración: Se da una vuelta con el cabo alrededor de la cornamusa y se cruza el chicote por encima de ella. Se pasa el chicote por debajo del brazo libre y se cruza para que vuelva a entrar en el primer brazo por el lado contrario al que salió. Se cruza el chicote por encima de la cornamusa, pero al sacarlo se pasa por debajo de sí mismo para formar una vuelta mordida. No es necesario dar muchas vueltas para que la “vuelta de maniobra” sea un nudo absolutamente fiable, y si se hace bien, resulte bastante estético.

 

Captura

1.6.23.- VUELTA KILLICK.

La “vuelta killick” es una variante de la “vuelta de braza”, utilizada de forma específica para arrastre y remolque.

 

Elaboración: se realiza ejecutando primero una “vuelta de braza”, y después, a alguna distancia, se hace un medio cote.

 

Captura

1.6.22.- VUELTA DEL GANCHO.

El “vuelta de gancho” es un nudo muy sencillo, que, como su nombre indica, se utiliza cuando se desea amarrar un cabo a un gancho, como pueden ser los de las grúas de los Clubes Náuticos y Marinas. Para efectuarlo se rodea el gancho con el cabo y se mete luego el chicote por debajo del firme para que lo muerda y quede así inmovilizado el cabo. Se puede tomar una o dos vueltas sobre el gancho antes de morder el chicote, y también rodear todo el gancho o solamente uno de los brazos.

 

Elaboración: Más que la realización de este nudo, conviene analizar las variantes que puede ofrecer. La más sencilla es la formada sobre uno de los brazos de un gancho y con una sola vuelta. La tensión del firme se ejerce, como en los dibujos siguientes, en el sentido de la flecha. En otro caso, la vuelta abraza a todo el gancho, es decir, a los dos brazos del gancho. Otra variante, en la que se forman dos vueltas sobre uno de los brazos del gancho antes de que el firme muerda al chicote por efecto de la tensión sobre el cabo. Esta variante es la más segura.

 

Captura

1.6.21.- VUELTA DEL FORAJIDO.

El nombre de este nudo procede del uso legendario que le daban forajidos y ladrones, que ataban con él sus caballos y podían deshacerlo rápidamente para poder escapar. (Se le llama también “vuelta del tirón”.) Basta con tirar del chicote para que el nudo se deshaga, pero el firme puede estar sometido a tensión. Es útil para sujetar animales, manejar cargas y como amarre temporal.

 

Captura

1.6.20.- VUELTA DEL CARRETERO O PICO DE PÁJARO.

Este nudo es muy útil y práctico, se suele utilizar en el campo, permite tensar una cuerda o un cabo y liberarla cuando se desee. Esto lo convierte en un nudo ideal para sujetar temporalmente cualquier cosa, también se utiliza para formar un aparejo de fortuna.

 

Elaboración: Se forma un bucle con el cabo, con el chicote por encima. Se dobla el cabo bajo el bucle, entre éste y el chicote, y se le introduce por el bucle. Se pasa el chicote por una argolla o punto firme y luego por dentro del bucle. Así queda el nudo listo para su uso. Una vez se haya tensado lo suficiente, se dará un par de cotes con el chicote para inmovilizar el conjunto.

 

Captura