SEGURIDAD MARÍTIMA. ARTÍCULOS DE INTERÉS..

 

2.018.

 

2.017.

Anuncios

Peligro ¡tiburón!.

Vecinos de la tierra desde hace más de 350 millones de años estas máquinas de cazar no han cambiado demasiado desde el Devónico donde aparecieron las primeras especies. Poseen sofisticados sistemas para detectar a sus presas: son capaces de rastrear sangre en el agua a kilómetros de distancia, así como los movimientos de peces heridos. Esto junto a su prodigiosa velocidad de nado le convierten en un cazador y carroñero extraordinario.

Origen: Peligro ¡tiburón! | Supervivencia | Revista Oxigeno

4.1.2.- INCENDIO. SEGURIDAD MARÍTIMA.

images-20Después de ¡Hombre al agua!, sufrir un incendio en medio del mar es una emergencia grave que puede conducir al abandono de la embarcación a corto plazo. Como las embarcaciones modernas se fabrican con abundantes plásticos, al arder generan humos tóxicos. Generalmente, el incendio es consecuencia de un mantenimiento defectuoso o de errores humanos. Las principales fuentes de incendio son:

  • El circuito eléctrico: cables recalentados por exceso de carga, enchufes oxidados, fusibles sobredimensionados o inadecuados.
  • El motor: recalentamiento, fugas de combustible, trapos manchados con hidrocarburos en el compartimento del motor.
  • La batería: fumar o encender un mechero mientras se verifica el nivel del electrolito: ¡riesgo de explosión!.
  • La cocina: fugas de gas, calentar aceites (nunca freír a bordo).
  • El material inflamable: combustible, pinturas, disolventes, grasas,… almacenados cerca de fuentes de calor.
  • Los fumadores: cigarrillos mal apagados, colillas arrojadas por la escotilla, fumar en la litera, fumar en la cocina,…

Sigue leyendo

4.1.1.- ¡HOMBRE AL AGUA! – ¡MAN OVERBOARD! – ¡UN HOMME À LA MER!.

1Posiblemente, la caída accidental de un tripulante durante la navegación es una de las peores emergencias. También es una de las más peligrosas,porque el 50% de los casos tiene trágicas consecuencias. Las caídas accidentales al agua se producen con mayor frecuencia en las embarcaciones a vela que en las de motor.

La prevención es indispensable.

  • Desplácese con cuidado por cubierta y empleando los equipos de seguridad a nuestro alcance. No se fíe de los candeleros.
  • Si no dispone de aseos, tenga mucho cuidado si decide hacer sus necesidades por la borda.
  • En veleros, mucho cuidado con los movimientos de la botavara.

SIEMPRE: UNA MANO PARA LA EMBARCACIÓN Y LA OTRA PARA SÍ MISMO.

A pesar de todas las precauciones, la totalidad de la tripulación tiene que estar preparada para enfrentarse al problema.

Sigue leyendo

4.1.- ACTUAR EN EMERGENCIAS. SEGURIDAD MARÍTIMA.

14.1.1.- ¡HOMBRE AL AGUA! – ¡MAN OVERBOARD! – ¡UN HOMME À LA MER!.

4.1.2.- INCENDIO.

4.1.3.- TOMAR UN REMOLQUE.

4.1.4.- RESCATE MEDIANTE HELICÓPTERO. EVACUACIÓN.

3.- SEGURIDAD MARÍTIMA. DURANTE LA NAVEGACIÓN.

images (27)Desde el momento en que larga amarras, el patrón es el responsable de la seguridad a bordo de su embarcación. No dude en imponer su autoridad. Adopte una actitud de calma responsable en todas las circunstancias para infundir confianza entre la tripulación e invitados.

Mantenga un rumbo y velocidad ajustados a las circunstancias de viento y oleaje, velando por la comodidad y seguridad de todos. La navegación de recreo es una actividad placentera, no una competición ni un sufrimiento.

Sigue leyendo

2.5.- EQUIPO DE RADIOCOMUNICACIONES.

descarga (3)CUMPLIR LA NORMATIVA.

El ” Reglamento por el que se regulan las radiocomunicaciones a bordo de buques civiles españoles” identifica los equipos que deben llevar las embarcaciones de recreo, según las zonas de navegación en las que están autorizadas a navegar.

Los equipos consisten en estciones de radio fijas (en VHF y Om, con Llamada Selectiva Digital – LSD), Inmarsat, estaciones portátiles de VHF, terminales NAVTEX, radiobalizas (RLS – EPRIB), respondedores de radar (RESAR – SART), y sistema de posicionamiento por satélite (GPS). Cuanto mayor es la distancia de la costa a la que se puede navegar, más completos deben ser los equipamientos. Aunque una embarcación no precise determinados equipos, siempre es recomendable ir más allá de la normativa.

Sigue leyendo